APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Educación

21 de Abril de 2020 - Nota vista 874 veces

Proponen incorporar la educación emocional en la escuela como herramienta para la lucha contra la violencia

La diputada provincial Gracia Jaroslavsky (UCR) presentó un proyecto para que la educación emocional se incorpore al diseño curricular del sistema educativo, de forma “sistemática y transversal. La legisladora aseguró que situaciones de violencia y bullying se podrían minimizar si se empezara a aplicar este modelo que permite entender, controlar y modificar los estados emocionales.

La legisladora presentó una iniciativa para incorporar la educación emocional -de forma sistemática y transversal- en el diseño curricular de los tres niveles educativos, tanto en el sistema educativo público como privado.

En el segundo artículo del proyecto, Jaroslavsky define a la educación emocional como “el proceso de enseñanza que favorezca y fortalezca la inteligencia emocional, dotando de herramientas que ayuden a entender, controlar y modificar los estados emocionales de uno mismo y de los demás potenciando habilidades como autoestima, empatía, autoconocimiento, autocontrol, actitud de escucha etc”.

Para Jaroslavsky, “es claro y obvio que situaciones como las que se provocan a diario por violencia, bullying, ira, e incluso muchas de las irregularidades sociales inespecíficas que dan por resultado dificultades en el aprendizaje, podrían desterrarse completamente si modelos como el que proponemos se adoptaran en forma sistemática y permanente”.

Tras dar cuenta de los objetivos, la propuesta establece que el Consejo General de Educación deberá propiciar las acciones necesarias -incluidos convenios con universidades públicas y o privadas- para capacitar a los docentes en todos los niveles de la educación.

El proyecto  además propicia la práctica de disciplinas alternativas: “Se deberá incorporar a la enseñanza en todos los niveles de la educación pública prácticas que favorezcan el desarrollo de una visión holística del ser. A saber: meditación, yoga, taichi, y/o cualquier otra disciplina que tienda incorporar, desde el nivel inicial la consciencia de la existencia de cuerpo, mente y espíritu como una unidad indisoluble”.

En el sexto artículo se dispone la designación de un profesional para la resolución de conflictos en los establecimientos educativos: “Se designará mediante concurso de antecedentes y oposición un profesional en Coaching Ontológico, cuya función será asistir en forma permanente y sistemática a la resolución de los conflictos de toda índole que se presenten entre alumnos, alumnos y docentes, docentes entre sí, padres y o tutores y o con el personal jerárquico, en suma, todo el colectivo educativo de cada establecimiento.

En los fundamentos del proyecto, la diputada Jaroslavsky destaca que apunta a promocionar “la educación integral, incorporando un concepto holístico del ser de manera de entender todo el proceso educativo como un estímulo y un encuentro de los niños consigo mismos y con los demás desde las bases de la solidaridad, la confianza, el cuidado, la amistad, el respeto, el reconocimiento del otro sin juicios de valor, advirtiendo y aceptando las  diferencias desde un concepto de integralidad”.

“Estimular la inteligencia emocional es un requerimiento de la educación moderna que entiende al ser humano como una conjunción de mente cuerpo y espíritu y agrupa al conjunto de habilidades psicológicas, que permiten apreciar y expresar de manera equilibrada nuestras propias emociones, entender a los demás utilizando esa información para guiar nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento”, añade luego.

“Ya en 1986, la Organización Mundial de la Salud propuso el ‘Desarrollo de las Habilidades para la vida’ y en 1993 elaboró el documento ‘Life Skills Education en School’ en el que define esas habilidades como capacidades para adoptar un comportamiento adaptativo y positivo que permita a los individuos abordar con eficacia la necesidad de desarrollar en el ámbito  educativo diez habilidades para la vida”, señala.

“También es imprescindible incorporar disciplinas tales como el coaching que permitirá facilitar y ordenar la comunicación, las conversaciones de todo el colectivo educativo resolviendo las situaciones de conflicto que cada vez son más y más complejas”.

Contenido Relacionado