APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Economía

Lo dijo el titular de ANSES, Alejandro Vanoli - 15 de Abril de 2020 - Nota vista 599 veces

Pueden extender el Ingreso Familiar de Emergencia después de mayo

Con casi 8 millones de personas que cobrarán el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el Gobierno evalúa extender el bono de $10.000 más allá de mayo, mes en que estaba prevista su última acreditación.

Así lo anticipó Alejandro Vanoli, director ejecutivo de ANSES, en declaraciones radiales: “Si bien ya se contemplaba la posibilidad de extender el Ingreso Familiar de Emergencia a mayo, el Gabinete Económico estudia distintas alternativas que pueden mantenerlo, transformarlo o complementarlo, como se está haciendo con distintas iniciativas para defender el trabajo y sostener a las pymes”.

“Lo que está bajo análisis es cuáles son las mejores herramientas para tratar de llegar de la mejor forma a todos los sectores que lo necesiten”, agregó.

Durante la entrevista, el funcionario reconoció que “la segura duración de la pandemia y de sus efectos económicos va a exigir que el Estado nacional siga haciendo esfuerzos”.

Por otro lado, se refirió al número de preinscriptos -que llegó a los 11 millones, aunque los probados quedaron en 7,8- “Los números que se habían elaborado en los ministerios de Economía y de Trabajo daban alrededor de 6 millones de personas, sumando 3,6 millones estimado de economía informal más los 2,4 millones de beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo”.

“Pero después de todas las decisiones que se tomaron, como el ingreso de trabajadores de casas particulares y otras situaciones, por ejemplo que también accedieran quienes recibían planes sociales con montos muy bajos, se llegó a un número muy importante”, añadió.

Y analizó: “Estamos ante una doble situación, por un lado, que haya tantos argentinos que necesitan un alivio del Estado, por la yuxtaposición de una recesión y una crisis heredada que venía de varios años de arrastre en su fase terminal; y por otro, los efectos económicos de la pandemia”.

“Lo que se discute es cuántos recursos va a haber que poner en marcha para poder movilizar la economía, y cuántos sectores van a tener un daño más estructural.

 Eso va a definir, si bien es prematuro para ver el efecto total, si algunas políticas nuevas van a tener un carácter permanente, con algunas modificaciones o en qué medida se pueden ir achicando y tomar medidas más específicas para algunos sectores”, sintetizó.

Sobre el costo que tendrán estas medidas en las arcas del Estado, Vanoli aseguró que si bien “el esfuerzo fiscal incrementa el déficit, la decisión del Gobierno de sostener a la economía y a la gente es política y técnicamente correcta, y socialmente justa”.

En cuanto a la financiación, apuntó: “Es absolutamente justo buscar instrumentos para que aquellos pocos sectores que tienen una gran capacidad contributiva, grandes rentas o grandes patrimonios, de alguna forma contribuyan en esta situación donde la gran masa atraviesa una situación muy difícil”.


Contenido Relacionado