APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Deportes

12 de Abril de 2020 - Nota vista 949 veces

Murió Stirling Moss: el ex piloto que dejó una huella en la Fórmula 1

A pesar de no haber conquistado nunca un título, el británico fue considerado uno de los mejores de la historia. Falleció hoy a los 90 años.

Este domingo la esposa del ex piloto Stirling Moss, anunció su muerte en medio de una tristeza absoluta: “Cerró los ojos en las primeras horas de la mañana de Pascua”, fueron las palabras de Lady Moss, al portal británico Daily Mail.

La mujer estuvo en todo momento a su lado, acompañándolo en una larga enfermedad. El corredor, que supo ser subcampeón hasta en cuatro ocasiones pero que nunca ganó un título, falleció a los 90 años después de combatir durante cuatro años con una enfermedad causada por una infección en el pecho.

“Murió mientras vivía, lucía maravilloso. Simplemente se cansó al final y cerró sus hermosos ojos, eso fue todo”, se lamentó su esposa.


Considerado “el primer caballero inglés de la F1”, Moss era un ejemplo de estilo y habilidad, características que le dieron el título popular de ser uno de los pilotos más completos de la historia. El británico mantiene un récord de 16 victorias entre los pilotos que nunca lograron un título. Fue cuatro veces subcampeón y tres veces tercero en lo que respecta a cada Mundial anual.


El piloto londinense se vio eclipsado por el argentino Juan Manuel Fangio, quien tuvo una impresionante racha de títulos durante los años 50 (51′, 54′, 55′,56′ y 57′). En 1955 el británico firmó con Mercedes-Benz convirtiéndose en el primer piloto de la escudería. En aquel año, consiguió su primera victoria en Gran Bretaña y terminó segundo por detrás del “Chueco”, quien se quedaba con su tercer Mundial.

Al año siguiente, corriendo para Maserati, volvió a tener una gran actuación que dejó escapar por dos abandonos que lo hicieron acabar segundo, nuevamente por detrás del argentino que levantaba su cuarto título.

La próxima temporada, el nombre del balcarceño iba a estar en las primeras planas al cosechar su cuarto Mundial consecutivo, mientras que el de Moss iba a pasar a un segundo plano al volver a ocupar la segunda plaza en el podio, esta vez con el equipo Vandervell.


Moss dejó números sorprendentes en la Fórmula 1 con 16 victorias, 24 podios, 16 poles y 19 vueltas rápidas, y muchos amantes de la competencia motora más importante del mundo aun cuestionan el sistema de puntos que hicieron que el londinense, pese a su buena manera de pilotar, no haya conseguido un título a lo largo de su carrera.

Después de sufrir un brutal accidente en 1962 mientras disputada el circuito inglés de Goodwood, el corredor inglés se dio cuenta que su rendimiento no era el que solía tener y que su habilidad al volante había disminuido, así que decidió anunciar su retiro. Por ese desafortunado choque, pasó un mes en coma y estuvo seis meses en rehabilitación con el lado izquierdo de su cuerpo prácticamente paralizado. En total, Moss ganó 194 de las 497 carreras que disputó en todas las categorías entre 1948 y 1962.

En 2006, La Federación Internacional de automovilismo (FIA), le concedió la medalla de oro, al considerarle como el mejor piloto de la historia de esta categoría que nunca ganó un campeonato. (Infobae)

Contenido Relacionado