APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Opinión

2 de Abril de 2020 - Nota vista 2359 veces

Con corazón argentino

Hace poco tiempo, con criolla generosidad, un familiar de un argentino caído en la Gesta de Malvinas en 1982, puso en mis manos un ejemplar de la Edición Especial, Número 187, de la publicación “Soldados” que está íntegramente dedicada a la tremenda Gesta de Malvinas.

Distintos momentos de aquella Guerra de 1982 están presentes a través del testimonio de 50 veteranos que narraron para esta publicación sus vivencias de combate, reflexiones y sensaciones sobre su participación en ese conflicto del Atlántico Sur.

Desfilan allí los recuerdos de oficiales, suboficiales, ex-soldados y civiles, retirados y en actividad de todas las Armas y especialidades. En estas evocaciones se ven reflejados los valores, la entrega, el coraje y el sacrificio de quienes todo lo dieron y nada pidieron al participar de la defensa de la Soberanía Nacional.

Esta publicación, verdaderamente, es un homenaje a todos esos argentinos que ante el llamado de la Patria no dudaron en dar un paso al frente.

La lectura de esta publicación, tan particular y espléndida, me conmovió hondo como argentina. Hasta las lágrimas, lo confieso.

Como modestísima adhesión ante un nuevo aniversario de tan sobresaliente Gesta me permito dejar aquí dos cartas, sencillas, muy humanas, vibrantes, llegadas desde aquellas lejanas y frías tierras, trayéndonos una carga afectiva que no debemos olvidar.

La carta del Teniente Roberto Néstor Estévez nos dice así:

“Querido papá:

Cuando recibas esta carta yo ya estaré rindiendo cuentas de mis acciones a Dios, Nuestro Señor. Él, que sabe lo que hace así lo ha dispuesto que muera en cumplimiento de mi misión. Pero fíjate vos ¡qué misión! ¿no es cierto? ¡Te acordás cuando era chico y hacía planes, diseñaba vehículos y armas, todos destinados a recuperar las Islas Malvinas y restaurar en ellas Nuestra Soberanía?.

Dios que es un Padre Generoso, ha querido que éste, su hijo, totalmente carente de méritos, viva esta experiencia única y deje su vida en ofrenda a nuestra Patria.

Lo único que a todos quiero pedirles es:

1.- que restauren una sincera unidad en la familia bajo la Cruz de Cristo

2.- que me recuerden con alegría y no que mi evocación sea la apertura a la tristeza, y muy importante:

3.- que recen por mí.

Papá, hay cosas que en un día cualquiera no se dicen entre hombres pero hoy debo decírtelas: gracias por tenerte como modelo de bien nacido, gracias por creer en el honor, gracias por tener tu apellido, gracias por ser católico, argentino e hijo de sangre española, gracias por ser soldado, gracias a Dios por ser como soy que es el fruto de ese hogar donde vos sos el pilar.

Hasta el reencuentro, si Dios lo permite. Un fuerte abrazo.

¡Dios y Patria! ¡O muerte!

Roberto.

La otra carta a que aludo es la del maestro Julio Cao a sus alumnos.

Es ésta:

“Desearía que hiciera llegar a la maestra de 3ro. D. este mensaje para mis alumnos:

A mis queridos alumnos de 3ro. D:

No hemos tenido tiempo para despedirnos y eso me ha tenido preocupado muchas noches aquí en Malvinas, donde me encuentro cumpliendo mi labor de soldado: defender la Bandera.

Espero que ustedes no se preocupen mucho por mí porque muy pronto vamos a estar juntos nuevamente y vamos a cerrar los ojos y nos vamos a subir a nuestro inmenso Cóndor y le vamos a decir que nos lleve a todos al país de los cuentos que, como ustedes saben, queda muy cerca de las Malvinas.

Y ahora, como el maestro conoce muy bien las Islas, no nos vamos a perder.

Chicos, quiero que sepan que a las noches, cuando me acuesto, cierro los ojos y veo cada una de sus caritas riendo y jugando; cuando me duermo sueño que estoy con ustedes.

Quiero que se pongan muy contentos porque su maestro es un soldado que los quiere y los extraña. Ahora le pido a Dios volver pronto con ustedes.

Muchos cariños de su maestro que nunca se olvida de ustedes.

Afectuosamente

Julio

Y me pregunto: ¿cómo no conmoverse, verdad?

¡Cuánto valor! ¡Gracias, compatriotas!


María Rosario Echeverría

Contenido Relacionado