APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

En tiempo de Pandemia: - 21 de Marzo de 2020 - Nota vista 999 veces

Reacción social en compras de alimentos y artículos de limpieza

En el primer día de cuarentena que rige para toda la Nación Argentina decretada por el Presidente Alberto Fernández, por medio del Decreto de Necesidad y Urgencia “Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio”, Diario EL HERALDO hizo un relevamiento sobre el comportamiento de los clientes en dos cadenas de supermercados mayoristas en la ciudad de Concordia.

Los dos primeros comercios pertenecen a la misma cadena y uno de ellos se encuentra ubicado en calle Presidente Ilia y Paula Albarracín de Sarmiento mientras que el otro en Las Heras y Feliciano. Las formas que adoptaron las personas fueron similares, en relación a la compra. Según los respectivos encargados se notó un aumento en venta de alimentos y artículos de limpieza en esta semana a un 50% aproximadamente.

En la fila nos contaron que les convenía la modalidad por mayor. Encontramos gente de pueblos cercanos como La Criolla, manifestando que los precios aumentaron mucho y por eso se acercan a Concordia a realizar sus compras del mes. El 20 de marzo del 2020 (primer día de cuarentena obligatoria) la gente se duplicó o triplicó realizando filas interminables fuera de los supermercados. “La primera clienta dijo que llegó a hacer cola a las 5:30 am”, un dato que nos demuestra cómo la población decidió salir a comprar y abastecerse ante un estado de incertidumbre por el inminente avance del COVID-19.

Este viernes se dio la coincidencia de que se acreditó el saldo en la Tarjeta Alimentar (ayuda económica social expendida por el gobierno nacional). “Hoy tenemos un 95% de las personas que están pagando con la tarjeta de alimentos”.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

En relación a las medidas sanitarias en ambos sitios observamos que se dispusieron empleados para el control de ingreso, en calle Las Heras 10 personas máximo y el de Avenida Pte. Illia 30. 


Los empleados rocían las manos a los clientes y se les proporciona un carrito previamente desinfectado.

Asimismo, solo entra una persona por compra y casualmente presenciamos situaciones en las que la gente solicitó, “por favor” entrar en grupo y no se les permitió. Consultamos por conflictos y se respetaban las normas y respondieron que “por el momento no hubo inconveniente, aunque a la hora del cierre tal vez no falte el que se vaya enojado porque no llegó su turno” y fuera del local es difícil controlar porque “no hacen caso”.

Por otro lado, entrevistamos al socio de otra cadena de Autoservicio Mayorista que se encuentra en calle Mendiburu y Monseñor Tavella. Allí también había una larga fila de personas, que optaban no respetar la distancia social, por más recomendaciones que se pudieran dar desde el comercio.

La operación para el ingreso es muy similar, personas controlando la entrada, y con alcohol en gel. Con respecto a las ventas, Martín Buraglia informó:

“Los clientes aumentaron esta semana un 50%, se vendió como si fueran las fiestas”.

“Ante toda esta situación hubo un quiebre en el stock de alcohol en gel, por obvios motivos, pero por ejemplo lavandinas siempre hay, de una u otra marca, también productos que la sustituyen”.

Reporta a su vez que este último fin de semana, entre el día sábado y el lunes, la afluencia de clientes aumentó considerablemente, lo podría comparar con fin de año del 2019”. Se vendió un 100% más que lo habitual.

NO HABRÁ DESABASTECIMIENTO

En relación a un posible desabastecimiento y llevando tranquilidad expresó: “Este año estamos cumpliendo 50 años, históricamente nunca hemos cerrado ni desabastecido a la gente, y menos lo vamos a hacer ahora, no vemos peligro de falta de productos, eso no va a pasar.

“Es una gran demanda sí, pero por ejemplo la persona que se llevó un pack de fideos no los va a consumir en un mes, pasa con cualquier producto, así que esto se compensará con el correr del tiempo”.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

“Hoy (por el jueves) se acercó gente de la municipalidad dando algunas directivas, estamos respetando las medidas que van saliendo, al cierre vamos a poner unas líneas en el piso que marquen la distancia recomendada y si bien no es obligación estamos preparando unas cabinas para los cajeros, algo que hemos estado viendo en otros lugares y lo vamos a adoptar porque es ahí donde la distancia social se acorta”.

En este establecimiento al igual que en los anteriores observamos que se desinfectan los carros cada vez que se retira un cliente, no se generaban filas en las cajas, y el personal limpia su sector luego de cobrar. Hay alcohol en gel en las cajas y en la entrada, “nos adaptamos lo mejor posible a las medidas de las autoridades sanitarias, para cuidar al personal y a los clientes”, concluyó.

Contenido Relacionado