APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

Ante la emergencia sanitaria y económica - 20 de Marzo de 2020 - Nota vista 385 veces

Proponen que haya compensaciones al sector productivo y de servicio

El senador provincial, Rubén Dal Molín (Federación - Juntos por el Cambio), propone al Gobierno provincial algunas ideas para “morigerar el impacto negativo” que tendrá el sector productivo y de servicios a raíz de la emergencia sanitaria.

A la prorroga de los plazos en vencimientos de impuestos provinciales impositivos, que propuso el diputado Uriel Brupatcher y al anuncio que hizo el gobernador Gustavo Bordet de reducción de la tarifas eléctricas en clínica y servicios de salud, el legislador consideró: “que es necesario que todos podamos aportar ideas para morigerar el impacto y, por esa razón, consideró que se debe crear un fondo para compensar el precio de cargos fijos y variable de la energía ($/kWh) para cada sector industrial – comercial, a lo que también deberá rebajárseles las tasas municipales”.

Dal Molin, detalló que la integración del fondo debe ser, por un lado, con “partidas nacionales provenientes de regalías de hidrocarburos, recursos hídricos y otros.

De acuerdo con los cálculos para marzo y abril será de unos 280 millones de pesos.

Sólo en enero de este año, por este concepto ingresaron 127,27 millones de pesos”, detalló.

Por el otro, según la propuesta del legislador, para integrar el fondo se podría destinar “buena parte del resultado económico de Enersa, como empresa del Estado.

En 2018, las ganancias líquidas fueron de 661 millones de pesos. Entendemos que, en 2019, si bien no están publicadas, debería haber superado los 1.000 millones”.

El senador por el departamento Federación, también propone que se suspenda transitoriamente el artículo 4 de la Ley 9645, Agente financiero y que los impuestos a IIBB que surjan del pago de este tributo sean afectados al fondo de compensación tarifa eléctrica”.

“Además, se deberá rebajar las tasas municipales que graban a la empresa.

Esos montos, los municipios los destinan a compensación por pago de iluminación ornamental y uso de oficina públicas, por cuanto como compensación de los desequilibrios que ocasionaría dejar de percibir parte de esta tasa, se podría lograr con ahorros de apagado en horarios o selectivamente la luz ornamental de los municipios”, concluyó Dal Molin.


Contenido Relacionado