APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Espectáculos

10 de Marzo de 2020 - Nota vista 904 veces

Murió en Madrid el saxofonista argentino Marcelo Peralta a causa del coronavirus

La noticia fue compartida en Facebook por su colega y amigo, el guitarrista argentino Guillermo Bazzola, también residente en España desde hace más de dos décadas. Sacudió al ámbito jazzístico local.

El coronavirus sigue avanzando y generando el temor a cada minuto. Por estas horas horas, se cobró la vida de un músico argentino que vive en Madrid. Se trata del reconocido saxofonista argentino Marcelo Peralta falleció hoy, a los 59 años.

Se sabe que el jueves pasado, justo el día de su cumpleaños, había quedado internado por una neumonía y pronto detectaron que estaba infectado con el Covid-19.

La noticia fue compartida en Facebook por su colega y amigo, el guitarrista argentino Guillermo Bazzola, también residente en España desde hace más de dos décadas, y sacudió al ámbito jazzístico local.


En su red, escribió: "Lamento comunicar que hace un rato falleció Marcelo Peralta, amigo de casi toda una vida. Un gran músico y una persona inmensa. Todo aquél que haya tenido el privilegio de conocerlo lo quiso y lo admiró".

"Marcelo fue uno de mis amigos más cercanos y más añejos. Nos conocimos en 1982 y sólo estuvimos «distanciados» durante esos años en los que él estaba en Madrid y yo todavía en Buenos Aires. El resto fue música, alegría y diversión y así lo recordaré siempre. Fue todo muy repentino y sé que esto es muy difícil de asimilar y de tolerar. Estoy destrozado pero me siento obligado a transmitir la noticia y también a pedir a todos que extremen sus precauciones ante la terrible emergencia sanitaria que estamos viviendo en Madrid y en muchas otras partes del mundo", escribió Bazzola conmovido por la noticia.

LA CARRERA DEL SAXOFONISTA

Peralta tuvo una prolífica carrera como saxofonista cuando, en 1996, decidió emigrar a Madrid. En 1985 había formado el Grupo de Improvisación Tercer Mundo, que editó su primer LP, Un hilo de luz (1987), por el sello Melopea.

Su música estuvo marcada por las influencias del Gato Barbieri. Integró el cuarteto de Litto Nebbia y, explorando los lenguajes del jazz y el folclore, había grabado a dúo con el pianista Eduardo Lagos, había integrado el popular grupo Cuatro Vientos y había fundado y dirigido una de las big bands más potentes del ámbito local: Los Saxópatas.

Fue docente en el Conservatorio Manuel de Falla y continuó ejerciendo la docencia en España, en el Taller de Musics y en la Escuela de Música Creativa.

Al mismo tiempo, lideraba su propio cuarteto, y compartió conciertos con los pianistas John Wolf Brenann (Irlanda) y Chistoph Baumman (Suiza).

Fue solista junto a la Orquesta Sinfónica de RTVE, y participó de célebres festivales de jazz en distintas parte de Europa.

En agosto de 2019, hizo la que se convertiría en su última visita a Buenos Aires. Se había reunido con sus compañeros del Grupo de Improvisación Tercer Mundo, en un concierto memorable que llegaron a grabar y que iba a ser editado este año. También se sumó como invitado al cuarteto del saxofonista Andrés Herrera, para una sesión en Circe, junto a Guido Martinez (bajo), Álvaro Torres (piano); Leandro Savelon (batería).

La noticia de su muerte por coronavirus generó la tristeza en el mundo del jazz. (Diario 26)

Contenido Relacionado