APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Espectáculos

9 de Marzo de 2020 - Nota vista 940 veces

Fede Bal contó que tiene cáncer de intestino

Grabó un video que subió a Instagram. Informó que se tiene que someter a quimioterapia, rayos y tomar pastillas. "Soy joven y soy fuerte", dijo.

Hace unos días, Fede Bal anunció por medio de sus redes sociales que tuvo que suspender las funciones de Mentiras Inteligentes, la obra que se encuentra protagonizando en Mar del Plata, por un tema médico. Le detectaron pólipos y tuvo que viajar de urgencia a Buenos Aires para realizarse una biopsia. Este lunes, les comunicó a sus seguidores que tiene cáncer de intestino. Lo hizo en un video que difundió por Instagram.


"Hace pocos días me hice un estudio, una colonoscopia y una endoscopia que salió mal. Me encontraron diez pólipos, los cuales me extrajeron, y encontraron un tumor en mi intestino", comenzó diciendo el hijo de Carmen Barbieri. El mensaje dura algo más de seis minutos y se lo puede ver angustiado, con la voz quebrada.


"Tomaron una muestra y la llevaron a analizar. Hicieron una biopsia. Después de eso, hablé con el clínico, me hicieron un montón de estudios más, que todos dieron bien, pero el resultado la biopsia dio que es maligno. Tengo cáncer en el intestino. Son palabras fuertes. Son palabras de las que me estoy haciendo amigo, en estos últimos días. Soy joven, tengo 30 años, pero cada vez hay más casos en gente joven", detalló.

El actor explicó que prefiere alejarse de la redes por un tiempo para evitar encontrarse con comentarios ofensivos. "Estoy asimilando todo esto junto a ustedes también. Me fui de la redes porque estoy viviendo un momento de extrema sensibilidad, donde cada cosa que los haters o la gente que se dedica a molestar diga, hoy me va a doler mucho más", manifestó.


El protagonista de Mentiras Inteligentes se ocupó de informarle a sus más íntimos sobre el diagnóstico antes de hacerlo masivo: "Soy un tipo fuerte, pero necesito rodearme de gente que me quiera, de mis amistades y de mi familia. Toda la gente que tenía que saberlo, ya lo sabe. Los llamé personalmente. A cada uno de mis amigos los puse al tanto de lo que estoy viviendo y de lo que voy a vivir".

Federico también precisó cómo será el tratamiento que comenzará en breve: "Voy a iniciar un proceso de quimioterapia, rayos y pastillas, durante unas seis semanas. Voy tener fe y hay grandes posibilidades de que el tumor se vaya. Y, si no se va, me voy a tener que someter a una operación".

En la publicación, el actor remarcó que se mantendrá alejado de los medios y de gran parte de su actividad artística. "Va a ser un año de resguardo, de desaparecer de la TV, del teatro y de las redes sociales. Tengo una gira programada con Mentiras Inteligentes, que se verá de reprogramar para más adelante, mis compañeros y mi productor me esperan", sostuvo.


El hijo de Carmen Barbieri y Santiago Bal había anticipado que tenía someterse a estudios. Desde entonces, muchos periodistas intentaron contactarlo para saber tener más información sobre su salud. "No paraba de sonar el teléfono. Por eso, quería salir a hablar, decir las cosas como son y que no especulen con cualquier otra cosa", advirtió.

Aunque reconoció que se preocupó apenas conoció el diagnóstico, llevó tranquilidad a sus seguidores y dejó un mensaje de concientización. "Tengo cáncer y se puede tratar. Tengo un equipo de doctores, que son lo mejor que hay. Ellos me van a ayudar, me van a acompañar en este proceso. Cuento esto porque siento que puedo ayudar mucho a las generaciones jóvenes. Tengo 30 años y yo no solía hacerme estudios. Y es muy importante hacerse un estudio a tiempo. Si esto no se agarraba a tiempo, el resultado iba a ser otro", resaltó.


"Quiero pedirles que entiendan que es muy importante, cuando sos joven, hacerte los estudios. Sacarte sangre, hacerte análisis completos, porque ahí es cuando los médicos pueden trabajar. Yo creía que me las sabía todas, creía que tenía el mundo ganado, y acá está la vida demostrándome que no. Estoy con mucha fuerza, con mucha esperanza. No tengo miedo a la enfermedad, ni a la muerte, no le tengo miedo a nada. Esto es un cachetazo muy fuerte que me dio la vida y siento que fue una lección. Después de este proceso voy a estar sano y siendo una mejor persona", agregó.


Por último, el actor adelantó que hablará en los medios cuando tenga fuerzas y se sienta con ánimo de enfrentar las cámaras. "Les agradezco la preocupación. Ahora solo queda que me acompañen, como lo hicieron siempre. No se preocupen de más, que yo me voy a ocupar de mí. Voy a estar bien porque tengo mucha gente que me ama, mucha fuerza y muchas ganas de vivir", finalizó. (TN)

Contenido Relacionado