APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Espectáculos

6 de Marzo de 2020 - Nota vista 2598 veces

La confesión de René de Calle 13 que es tendencia en YouTube: "Exploté en una noche"

René Pérez, el Residente, en un video conmovedor que repasa su vida y sus angustias. La sorpresa de sus seguidores por la vulnerabilidad de una canción y un video donde aparecen su hijo y todos sus afectos.

La vulnerabilidad siempre nos muestra tal cual somos. Dejarla ver es todo un desafío. Eso es lo que le ocurrió a René Pérez, más conocido como Residente de Calle 13, en su nuevo video donde recorre su historia y sus emociones que vive el día de hoy y que es tendencia en YouTube con 53 millones de vistas.

Este rapero de Puerto Rico que siempre se encargó de mostrarse eufórico y desafiante ante lo que considera injusto sobre problemáticas sociales, ahora se dejó ver en su intimidad, confesando sus miedos, sus deseos, lo que le generan las presiones de ser una estrella de la música y su lejanía de quien fuera su esposa hasta hace poco, la argentina Soledad Fandiño.

"René", su más reciente canción, sorprendió a todos. Una melodía nostálgica, repasando sus orígenes y sintiéndose a flor de piel por todo eso, extrañando su vida pasada después de haber logrado tocar el cielo con sus logros musicales: "Cuando caigo en depresión, mis problemas se los cuento a la ventana del avión. El estrés me tiene enfermo, hace diez años que no duermo".


El video de "René" ya acumula más de 53 millones de visitas en YouTube, desde que fue publicado el 27 de febrero. Logró llegar a la gente y sus seguidores le dejaron miles y miles de mensajes en apoyo, sintiéndose identificados con los sentimientos de soledad, nostalgia y desespero que transmite en su rapeo.

"Quería tirarme del balcón y no sabía por qué", escribió Residente en sus redes sociales, refiriéndose a los sentimientos que lo llevaron a escribir la canción.


Su familia, su niñez natal en Puerto Rico, los logros en la industria de la música y sus cuestionamientos constantes al mercado, Soledad Fandiño y su hijo Milo.


En charla con BBC Mundo, Residente respondió sobre esta canción que dio a conocer ahora pero que escribió hace dos años: "El año pasado tuve un tiempo que me vino bien, poder detenerme y tener tiempo no solo para hacer el disco sino para pensar, para conectarme con esas cosas que había escrito y que extrañaba. Fue un tiempo casi terapéutico".

"Yo creo que a mí lo que me dio fue por años de aguantar un montón de cosas. Todo lo que aguanté por años me explotó en una noche. Me agarró solo, en medio de una gira, y con veinte mil situaciones pasando", contó sobre el momento de inspiración que lo llevó a escribir esa canción.


Relata la sensación de que, pese a estar frente a miles de personas en un show, René se sientes solo y que nadie lo quiere. "Estaba agarrando peso de todos lados, es una locura que yo no controlaba. Pensé que era bueno ponerlo en una canción porque se que es algo que a todos nos pasa y con lo que la gente iba a poder conectar", dijo sobre eso.


En la canción también habla de la muerte de su mejor amigo: "Esa muerte yo no la había sanado. A él lo mató la brutalidad policial, lo detuvo la policía, parece que él se puso a contestarles y lo encontraron muerto en una celda. El caso se resolvió después de años, le pagaron un dinero a la mamá, y una semana después ella se murió. Los hermanitos de él están huérfanos, sin papá ni mamá y sin hermano".


Tal como se deja ver, René pasa por una situación de vulnerabilidad total, sensible y tratando de salir de un lugar donde se siente incómodo: "Respetando a los psiquiatras, a mí me da un poco de miedo porque ellos recetan cosas y yo le tengo miedo a las pastillas, a mi no me gusta meterme nada. Sí tenía una psicóloga y hablaba con ella, ella veía toda la carga que yo tenía. Se dio cuenta de que yo a todo el mundo le decía que sí, ahora con ella he aprendido a decir no".

Pese a la contención de un especialista, el cantante dice que lo salva "hablar con mi familia, fue como reiniciar todo mi sistema. Me ayudó rodearme de gente que me hacía sentirme en casa, sentirme querido por gente que verdaderamente me conoce.

"A veces necesitas el abrazo de todo el mundo, poder estar en contacto con la gente que me vio desde chiquito, a mí eso me alivia, me centra, me hace sentir que no estoy perdido ni solo en un lugar en el que no quiero estar", destacó el artista. (Diario 26)

Contenido Relacionado