APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Economía

19 de Febrero de 2020 - Nota vista 875 veces

China está retirada del mercado de la carne vacuna. ¿Y ahora qué?

El gigante asiático recortó sus compras a finales de 2019 lo que obliga a repensar el negocio. El canal alternativa que analiza la industria para posicionar el stock.

Durante gran parte del 2019, la vaca con destino a China fue el gran negocio para la industria exportadora y el productor ganadero argentino ya que representaba una mercadería de alta liquidez y margen, comienza un análisis de la actualidad del agronegocio ganadero que elaboró el “Rosario Ganadero (Rosgan)”, de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Sin embargo, el abrupto quiebre en la política de compras chinas, que inicialmente parecía ser solo una cuestión de estrategia temporal, actualmente se sitúa en un marco de total incertidumbre. La propagación del coronavirus plantea un contexto de crisis recesiva, de impacto mundial, que claramente afecta a la Argentina.

La actividad cárnica confirma su tendencia expansiva con los registros más altos de faena, producción y exportación de los últimos tres años, manteniéndose estable el consumo per cápita. Sin embargo advierten sobre la liquidación de vientres.

Agroindustria redistribuyó un saldo incumplido de 796 toneladas de Cuota Hilton. Es con el objetivo de cumplir el cupo total asignado para exportar carne vacuna de alta calidad nacional a la Unión Europea.

De acuerdo a los datos que acaban de conocerse para el mes de enero, señala el Rosgan, la faena total local registra una caída de hasta 6 puntos, respecto del mes de diciembre.

Esta menor faena de vacas se produce en momentos en lo que, estacionalmente, la curva debería comenzar a recuperarse, signo de la fuerte reducción de la industria exportadora luego de la acumulación de stocks que viene generando. Lo llamativo del caso es que, a pesar de la caída en la faena, no se observa una retracción acorde en el nivel precios.

Dicha firmeza indicaría que, de algún modo, este tipo de hacienda está pudiendo ser asimilada en parte a través de otros mercados de exportación, pero fundamentalmente la fuerza de absorción es el consumo local.

En perspectiva, la baja de inflación proyectadas para los próximos meses en el país, sumado a un tipo de cambio relativamente estable, son el marco propicio para proyectar una recuperación de los niveles de consumo interno en el mediano plazo.

Contenido Relacionado