APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

9 de Enero de 2020 - Nota vista 969 veces

Un turista argentino murió ahogado en un río de Colombia

La víctima fue identificada como Ezequiel Birman, quien era oriundo de Buenos Aires pero se había radicado en Neuquén, donde trabajaba en el Poder Judicial provincial. El trágico hecho se produjo el martes último en el balneario Pozo Azul.

Un abogado argentino de 34 años murió ahogado en un río situado en una zona montañosa de la región colombiana de la Sierra Nevada de Santa Marta, al norte del país y frente a las costas del Caribe.

La víctima fue identificada como Ezequiel Birman, quien era oriundo de Buenos Aires pero se había radicado en Neuquén, donde trabajaba en el Poder Judicial provincial.

El trágico hecho se produjo el martes último en el balneario Pozo Azul, en el corregimiento del Río Minca, y el cuerpo del turista recién pudo ser rescatado en horas de la medianoche de esa misma jornada.


Según el sitio del diario local El Informador, Birman se lanzó de cabeza desde una roca de importante tamaño en uno de los pozos formado por ese río de montaña y se golpeó contra el fondo.

El golpe recibido en el cráneo le habría hecho perder la conciencia y el hombre fue arrastrado por la corriente del caudaloso río, para luego morir ahogado.

Tras el accidente, otras personas que disfrutaban del balneario avisaron a las autoridades y se inició la búsqueda del argentino.

El cadáver de Birman fue rescatado por efectivos del cuartel de bomberos de Santa Marta, tras un importante operativo.

"Gracias a la Policía Nacional que ya había identificado al hombre, se procedió a rescatarlo en horas de la noche, en un sitio de acceso complicado", contó el comandante del Cuerpo de Bomberos local, Ricardo Chaín, en declaraciones publicadas por "El Tiempo".

El abogado, que era reconocido por su gusto por el turismo aventura, había sido nombrado en 2017 como responsable del Despacho Especializado en Derecho en la Oficina Civil de la ciudad de Neuquén.

No es la primera vez que un turista pierde la vida en aguas del belneario Pozo Azul.

Según las autoridades, anteriormente, un turista alemán había desapareció y había sido encontrado ahogado tres días después, luego de una intensa búsqueda por parte de los bomberos locales. (Diario 26)

Contenido Relacionado