APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Deportes

Supercopa de España - 9 de Enero de 2020 - Nota vista 340 veces

Real Madrid le ganó al Valencia y es finalista

Kroos, Isco y Modric marcaron para el cuadro de Zidane que se impone con comodidad en Arabia Saudita. Parejo descontó sobre el final, de penal. Atlético Madrid y Barcelona protagonizarán hoy jueves la otra llave.

El Valencia y el Real Madrid se disputan en Yedá (Arabia Saudita) una plaza en la final de la Supercopa de España, en su primer año con formato de ‘final four’, en un partido marcado por las bajas en ambos equipos. En este nuevo diseño del torneo participan los dos primeros de la liga española (Barcelona y Atlético Madrid) y los dos finalistas de la Copa del Rey, que en este caso eran Valencia, que fue campeón, y el equipo azulgrana.

El conjunto de Zinedine Zidane comenzó más agresivo, con una presión alta y decidido a adueñarse del balón. Así consiguió acorralar al Valencia, que apostaba por una estrategia de saltear líneas con pelotazos largos a la espalda de los laterales del Madrid. La primera situación llegó a los cinco minutos, cuando Varane ganó en el área de cabeza e hizo lucir al arquero Jaume, quien a puro reflejo rechazó el balón.

A los 15 minutos llegó el 1 a 0 gracias a una picardía de Toni Kroos, quien al ejecutar un tiro de esquina advirtió que el arquero estaba distraído y pateó directamente al arco, para así festejar el gol olímpico. Con la ventaja, el elenco blanco bajó el ritmo pero siguió controlando las acciones y prácticamente no sufrió atrás.

Antes de los 40 minutos llegó el segundo, cuando Carvajal pasó al ataque y filtró un pase para la diagonal de Federico Valverde, que llegó hasta el fondo por derecha y lanzó un centro atrás que Luka Modric definió al cuerpo de una de sus marcas. El rebote cayó en los pies de Isco, quien no perdonó y esquinó su remate. De esa manera, la primera mitad finalizó 2 a 0.

El entretiempo no cambió la dinámica del juego y el Real Madrid consiguió el tercero a los 20 minutos. Una recuperación alta dejó a Luka Modric con la pelota en sus pies en el área, éste improvisó una bicicleta para generar el espacio y cuando su marca se movió, sacó un tres dedos al segundo palo que no pudo detener Jaume.

Ese tanto cerró definitivamente el partido ya que significó el golpe anímico que le faltaba a los jugadores del Valencia para perder toda esperanza de remontar el duelo. Así, Zidane le dio lugar a Marcelo y a James Rodríguez, para que sumen minutos y ganen confianza. Sobre el final, el Valencia descontó a través de Parejo, de penal, tras una mano de Sergio Ramos que fue revisada por el VAR.

La final se disputará el domingo en Arabia Saudita entre el Real Madrid y el ganador del duelo de este jueves entre el Atlético Madrid y Barcelona.

Debido a que el Barcelona era campeón de liga y también finalista de la Copa del Rey, la cuarta plaza debía ir a uno de los dos semifinalistas de este último torneo, Betis o Real Madrid. El equipo de Zinedine Zidane se ganó el lugar al tener un mejor historial en la Copa del Rey que el Betis.

Contenido Relacionado