APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

9 de Enero de 2020 - Nota vista 340 veces

"PROBABLEMENTE ESTAMOS VIENDO CÓMO PODRÍA SER EL CAMBIO CLIMÁTICO PARA OTRAS PARTES DEL MUNDO EN LAS PRIMERAS ETAPAS EN AUSTRALIA EN ESTE MOMENTO"

Mil millones de animales han muerto por los incendios en Australia.

La cifra se duplicó en tres días. Más de 10 millones de hectáreas de vegetación se destruyeron. 

Este miércoles 8 de enero, el profesor de la Facultad de Ciencias de Sídney Chris Dickman ha revisado su estimación del número de animales muertos en incendios forestales en Nueva Gales, en el sur de Australia. El número que ha revelado no es alentador y representa uno de los hechos más devastadores de lo que va del 2020: mil millones de animales, entre ellos, aves, reptiles y mamíferos han muerto por los incendios y por la pérdida de hábitat.

Solo hace tres días que el profesor Dickman anunció que la cifra iba en 480.000 millones de animales calcinados por el fuego, y este miércoles (por ayer), ya son el doble.

De acuerdo con Dickman, los animales afectados incluyen mamíferos (excluyendo murciélagos), aves, reptiles (no incluye ranas), insectos y otros invertebrados que murieron por causa de los incendios o indirectamente por la pérdida de hábitat.

"Probablemente estamos viendo cómo podría ser el cambio climático para otras partes del mundo en las primeras etapas en Australia en este momento", dijo Dickman, profesor de ecología en la escuela de Ciencias Ambientales, en un comunicado en el sitio web de la Universidad de Sídney.

Imágenes inquietantes de animales nativos australianos heridos o muertos, incluidos los koalas y los canguros, han estado inundando las redes sociales a medida que los incendios forestales arrasan el sureste de Australia, destruyendo vastas extensiones de tierra y hogares.

Hasta ahora, más de 10 millones de hectáreas han sido destruidas, es decir, una extensión más grande que el estado estadounidense de Indiana, mientras que el humo de los incendios se ha extendido a la mitad del globo, oscureciendo los cielos de Argentina y hacia el Atlántico.

Los incendios son tan grandes que generan sus propios sistemas climáticos y provocan rayos secos que a su vez encienden más llamas.

Los koalas se han visto particularmente afectados, según la ministra de Medio Ambiente, Sussan Ley, quien dijo a la radio local el sábado que hasta el 30 por ciento de esta población en la costa media norte de Nueva Gales del Sur pudo haber muerto.

"Con el tipo de fuegos de rápido movimiento que hemos estado experimentando, los koalas realmente no tienen capacidad para moverse lo suficientemente rápido como para escapar", dijo Dickman la semana pasada.

Contenido Relacionado