APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

14 de Diciembre de 2019 - Nota vista 1811 veces

El museo Pedro A. Sack cumplió su primer año de vida

El 4 de noviembre de 2018 se inauguró el museo de los alemanes del Volga en Entre Ríos “Pedro A. Sack”, más precisamente en la Aldea Sana María, departamento Paraná, a unos 55 kilómetro de la capital provincial, sobre la Ruta Nacional 12, entre las localidades de Cerrito y María Grande.

“23 personas, durante una semana, hicimos un recorrido de 250 kilómetros, con la ropa que usaban nuestros abuelos, dormíamos debajo de los carros, se vivió como vivieron ellos”, rememoró a EL HERALDO, José Luis Sack, director del museo que lleva el nombre de su padre. “Salimos un domingo, llegamos un domingo y cuando llegamos inauguramos el museo; ese día, por el museo pasaron 3500 personas”, agregó.

El museo abre sus puertas los domingos por la tarde y está construido en un terreno de la familia Sack; la entrada es libre y gratuita. “La casa está construida desde los cimientos”, cuenta el director; y agrega “es como entrar en el tiempo, el horno funciona, a veces preparamos cosas para las familias. El museo se sostiene con una urna para donaciones y con la venta de souvenirs.

Sack cuenta que su pasión comenzó en cuarto grado, inculcado por su padre, “nuestras casas tienen patios muy grandes y cuando yo veía que un vecino araba, yo iba juntando todo lo que me llamaba la atención y después de varios año me encontré con una gran cantidad de cosas así que; primero, le di un lugar en una habitación de mi casa y después cumplí el sueño del museo. Pudimos determinar dónde estuvo la primer capilla porque yo encontré pie de candelabros”, destacó el director del museo.

“En la aldea somos 250 habitantes; es una aldea que tiene toda la infraestructura; todas las calles tienen asfalto o ripio, todos los terrenos o casas tienen cloaca y agua potable, tenemos telefonía, internet, todos los servicios, tenés centro de salud, colegio primario y secundario”, detalla Sack. “Se estima que los descendientes de alemanes del Volga componen el 30% de la población de Entre Ríos”, explica el referente del museo.

Homenaje a Gorskin

Todos los años, la asociación de descendientes de los alemanes del Volga, la colectividad alemana de Concordia, “tratamos de homenajear a instituciones, a grupos o a personas que han hecho algo por la cultura, los homenajes hay que hacerlo en vida, después de muertos somos todos buenos porque ese es el sentido que tu familia esté, tus amigos, los afectos que puedas compartirlo, disfrutarlo”, cuenta José Luis Sack.

Por esto y “a nuestro humilde criterio, homenajeamos en este caso a Adolfo Gorskin, por su labor silenciosa que hace en el museo judío y toda su trayectoria desde que llegó de la Colonia Santa Isabel, con el libro que escribió y con el trabajo que hizo en el centro de informaciones profesionales.

Contenido Relacionado