APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

29 de Noviembre de 2019 - Nota vista 1152 veces

Correr las cabinas del peaje: “No lo comparto pero lo respeto”

El responsable de la prensa de la empresa Caminos del Río Uruguay, Mariano Bradanini sostuvo esto aludiendo que “los vecinos de San Salvador o General Campos, que asiduamente pasan por el peaje, pueden tramitar el descuento”.

“Esta protesta se viene realizando desde hace muchos años y este año tomó notabilidad nuevamente con un proyecto presentado por el diputado concordiense Alberto Rotman” remarcó para luego apuntar “esto es un servicio y las personas que reclaman se tendrían que asesorar, porque esta empresa auxilia a más de 100 conductores por mes que transitan por la autovía y que no han pasado por algunos de los peajes, ya que la asistencia de Caminos del Río Uruguay está siempre”.   

En otro orden indicó “a veces es muy fácil decir que el principal causal de los accidentes en la autovía Artigas es por las malas condiciones que tiene la calzada, yo reconozco que el estado de la autovía, en algunos tramos no está bien, por eso hay que seguir haciendo obras, pero es un tema complejo; por eso yo insisto que la gente tendría que asesorarse un poco más antes de emitir una opinión, porque se deben tener en cuenta varios factores; como el climático o como lo que ocurrió en estos últimos 4 años con las lluvias”. 

“El gobierno nacional en cada aumento en precio del peaje, presenta un programa de trabajo, el cual Caminos del Río Uruguay, lo debe ejecutar de acuerdo a lo que define Vialidad nacional, y eso se traduce en obras de acuerdo a la cantidad de millones que proporcionalmente representa dicho aumento, por eso que siempre se trató de cumplir con lo que se ha pedido”, sostuvo. 

Luego, aclaró que todo lo nuevo que se construyó de la autovía Artigas, “no es responsabilidad de Caminos del Río Uruguay, ya que existe una garantía de obra”.

Finalmente y cuando se lo consultó por los accidentes ocurridos expresó que “relacionar la calzada con los accidente es lo más fácil, porque si llueve la máxima para un automovilista ya no es de 120 k/h -confirmando- que los accidentes provocados por el estado de la calzada es menor al 10%”.

“El primer año en que se construyó la autovía Gervasio Artigas se producían tres accidentes por día, es decir que se había aumentado el número de siniestros viales en un 40%, pero a la vez se disminuyó el número de muertes” concluyó.

Contenido Relacionado