APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Ecología

19 de Noviembre de 2019 - Nota vista 417 veces

La “lista roja” de mamíferos argentinos

Con 395 especies categorizadas, Argentina es el 10º país en el mundo con mayor número de mamíferos y el cuarto de América del Sur. Sin embargo, más de un cuarto (98 especies) está en peligro de extinguirse.

El trabajo fue presentado por la Secretaría de Ambiente de la Nación y puede consultarse en este enlace. Participaron decenas de científicos de todo el país.

Hace unos días, el Gobierno de Córdoba firmó una resolución para categorizar a los 65 mamíferos que habitan la provincia.

Siete especies están en peligro crítico con un riesgo serio de desaparecer en las próximas décadas.

Se trata de la rata vizcacha de Los Chalchaleros, la rata vizcacha dorada, el tuco-tuco de Roig, el tuco-tuco de d’Orbigny, la rata nutria de Atuel, el yaguareté y el mono aullador rojo.

Los tuco-tuco son roedores de hábitos subterráneos que tienen los ojos bien arriba, en el cráneo, para poder asomarse a la superficie sin exponerse a demasiado riesgo, y garras potentes en las patas para cavar.

Las ratas vizcachas también son roedores de hábitos subterráneos que habitan regiones salinas.

Además de la rata vizcacha de Los Chalchaleros y dorada, descripta en 2000, también existe la rata vizcacha de Kirchner (descripta en 2014), nombre puesto en honor a Néstor Kirchner y a Cristina Fernández de Kirchner. Su estado de conservación es “vulnerable”.

Grandes en riesgo

La lista de “en peligro crítico” incluye a dos grandes mamíferos:

Aullador colorado. Es una especie similar a la que integra el refugio de monos aulladores en La Cumbre. Pero esta especie vive sólo en Misiones, y sufrió una notable reducción durante el brote de fiebre amarilla en 2008. Se estima que existen menos de 50 ejemplares adultos.

Yaguareté. El mayor felino de América. Se cree que existen entre 200 y 300 individuos distribuidos entre las regiones de Selva Paranaense, Chaco y Yungas.

Categoría “en peligro”

Es una categoría más baja que la anterior, pero implica que estas especies están enfrentando un riesgo de extinción muy alto en estado de vida silvestre.

Hay 26 especies; varias de ellas son el tuco-tuco y otros roedores.

Entre los animales grandes se encuentran el huemul, el venado de las pampas, la taruca, el pecarí labiado y el pecarí quimilero.

También están la ballena azul y la ballena fin (rorcual común), que viven en el Mar Antártico.

Vulnerable

“Vulnerable” es una categoría de conservación que también genera alarma. Si fuera un semáforo, sería el color amarillo, porque su población está más estable a pesar de las amenazas.

En este grupo hay 65 especies, otra vez, con varios roedores: tuco-tuco, ratas vizcachas, lauchas y coendús (puercoespines americanos), entre otros.

Algunas especies “más famosas” son la mara, el tapir, la corzuela colorada, el aguará guazú y el pecarí de collar, entre otras.

También están vulnerables los murciélagos y felinos como el ocelote, la tigrina, el margay, la tirica, el gato huiña y el gato de los pajonales.

Además están el delfín nariz de botella, la franciscana (delfín del Plata) y el cachalote. Entre los monos figuran el caí, el aullador negro y dorado y el miriquiná.

Una mención especial merece el monito del monte, único representante de un orden de marsupiales llamado microbioterios.

Otras categorías

Luego, 40 especies están incluidas en la categoría “casi amenazadas” y 177, en “preocupación menor”.

De 80 de ellas, los datos son insuficientes. Entre ellas hay varios tuco-tuco, murciélagos y cetáceos.

Cinco especies se consideraron extintas. Ellas son el lobo gargantilla, el colicorto de una raya, la rata acuática grande, el zorro-lobo continental y el zorro-lobo de Malvinas.

Y se reconoce la presencia de poblaciones de 24 especies de mamíferos exóticos dentro del territorio argentino, entre ellas el perro, el gato, la vaca, la oveja y el caballo.

Amenazas

- La pérdida y degradación del hábitat es considerada la amenaza más frecuente y señalada para más del 75 por ciento de estas especies.

- La caza ilegal es una amenaza relevante para la totalidad de los primates, para el 93 por ciento de los ungulados (ciervos, venados), para el 87 por ciento de los xenartros (armadillos y osos hormigueros) y para el 80 por ciento de los carnívoros terrestres.

- Los atropellamientos en rutas es un riesgo para el 89 por ciento de los carnívoros terrestres, para el 67 por ciento de los ungulados, para el 60 por ciento de los primates y para el 25 por ciento de los marsupiales.

- La depredación por perros se asignó al ciento por ciento de los ungulados, para el 92 por ciento de los carnívoros terrestres y para el 87 por ciento de los xenartros.

- Las principales amenazas indicadas para los cetáceos fueron la contaminación (afecta al 86% de las especies), la captura (65%) y la reducción de presas (51%).

- Las enfermedades fueron identificadas como amenazas importantes para ungulados, para primates y para carnívoros terrestres.

- La presencia de especies exóticas invasoras resulta de importancia principalmente para los ungulados, y en menor medida para los carnívoros terrestres. Fuente: La Voz del Interior


Contenido Relacionado