APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Turismo

Donde la radiación es 40.000 veces superior a la normal - 1 de Octubre de 2019 - Nota vista 1112 veces

La escalofriante sala de control de Chernobyl se abrirá para visitas turísticas

Quienes se animen a entrar deberán usar máscaras faciales, trajes antirradiación y grandes botas industriales. Además, sólo podrán observar la habitación durante cinco minutos debido a la mortífera contaminación del aire.

En las primeras horas del 26 de abril de 1986, una prueba planeada salió terriblemente mal. En los restos de la sala de control, un trabajador de Chernobyl muestra dónde se encontraba el botón presionado para iniciar la prueba. La sala de control de Chernobyl se abrirá a los turistas a más de 30 años de la catástrofe, a pesar de que todavía tiene 40.000 veces los niveles normales de radiación. Los visitantes, que deberán vestir trajes especiales de protección y máscaras, ingresarán a la Unidad 4 de la central nuclear de Chernobyl, donde comenzó la catástrofe.

En esa misma sala, en 1986, el personal de la planta cometió una serie de errores fatales y luego perdió la batalla tratando de prevenir el desastre. Leonid Toptunov, que estaba de guardia esa noche, no pudo frenarlo. Bombeó agua en el reactor en ruinas después de la explosión, pero su esfuerzo no alcanzó. Ya era demasiado tarde para Chernobyl, y para él, que murió tres semanas después. Tras el lanzamiento de la serie de HBO, el lugar se convirtió en uno de los destinos más populares entre los turistas de todo el mundo por lo que la Agencia Estatal de Gestión de la Zona de Exclusión de Ucrania está diseñando las 21 nuevas rutas turísticas para alimentar el creciente interés.

Una de las nuevas rutas pondrá a los turistas dentro de la sala de control donde comenzó el desastre. La habitación está en la Unidad 4 donde explotó el reactor nuclear.

Claro que el peligroso recorrido necesitará medidas extremas de seguridad. Los turistas recibirán máscaras faciales, trajes antiradiación y grandes botas industriales antes de que se les permita asomarse a la sala. Además, sólo podrán observar la habitación durante cinco minutos debido a la mortífera radiación.

Según el personal de Chernobyl, el lugar es extremadamente escalofriante e incluso cinco minutos son suficientes para recordar la experiencia por el resto de la vida.

 “La serie HBO aumentó el interés por Chernobyl. Ahora todo el mundo quiere ver más y vamos a satisfacer la demanda”, aseguró Vitaly Petruk, jefe de la agencia estatal. Durante este año, 85.000 personas de todo el mundo visitaron Ucrania para ver el famoso lugar.

El reactor número 4 de Chernobyl explotó el 26 de abril de 1986, contaminando, según ciertas estimaciones, hasta tres cuartas partes de Europa. Tras esta catástrofe, las autoridades evacuaron a centenares de miles de personas y más de dos mil kilómetros cuadrados fueron abandonados.

Otros tres reactores de la planta continuaron funcionando tras el desastre. El último fue detenido en 2000, lo que marcó el fin de toda la actividad industrial en Chernobyl. “

Contenido Relacionado