APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Turismo

Desde 2021 - 21 de Agosto de 2019 - Nota vista 1359 veces

Los turistas argentinos deberán pagar un permiso para viajar a Europa

En total, son 15 los países latinoamericanos, incluido Argentina, que se encuentran en la lista de este nuevo requerimiento aprobado a finales de abril por la Comisión Europea y que entrará en vigor en 2021.

El terrorismo internacional y la crisis migratoria fue el disparador de nuevas medidas en torno al turismo europeo. A partir del año 2021, viajar o hacer escala en un país de Europa requerirá de un nuevo permiso que aprobó la Unión Europea (UE).

En total, son 15 los países latinoamericanos -incluido Argentina- que se encuentran en la lista de este nuevo requerimiento aprobado a finales de abril por la Comisión Europea y que entrará en vigor en 2021, tras el visto bueno formal del Parlamento y el Consejo europeo.

El llamado Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (ETIAS) es un permiso que deberán tramitar los viajeros vía electrónica al hacer sus planes de viaje al llamado espacio Schengen. Tendrá un costo de 7 euros.

Tendrá una validez de tres años y los datos que se incluyan en la solicitud se cruzarán con bases de datos de la UE y de Interpol. Ahí se definirá si hay razones para denegar la entrada.


Países que lo pedirán

Son 26 países entre los cuales están los destinos más populares de Europa, como España, Francia, Italia, Alemania, Holanda, Bélgica, Grecia, Dinamarca o Suiza, entre otros.

Reino Unido hasta ahora sigue formando parte de la UE, pero no del espacio Schengen. Tiene sus propias reglas de visado para visitantes extranjeros.

La entrada en vigor del ETIAS no cambia el tránsito libre, pero sí será un requisito obligatorio de entrada a este espacio, señalan los lineamientos de este nuevo programa.

“Una vez que haya accedido al primer país, podrá visitar cualquier otro país dentro del espacio Schengen durante 90 días”, explican.

¿Quiénes deberán tramitarlo?

En el caso de América Latina, los poseedores de pasaportes de 15 países deberán gestionar el ETIAS de forma obligatoria. Deberán completar un formulario que pide al solicitante sus datos personales, de educación, empleo, países a visitar en la UE y si tiene parientes ahí, así como un cuestionario de seguridad.

Habrá un cobro de 7 euros para los mayores de 18 años, los menores están exentos del pago.

“Si la información con la que cumplimentó su formulario de solicitud es correcta y además cumple con los requisitos y no supone un peligro para la obtención de una autorización de viaje ETIAS, se aprobará su solicitud. Se prevé completar este trámite íntegro en tan solo unos escasos minutos”, indica la web oficial.

De ser requerida una revisión adicional, el trámite demorará de 96 horas a 2 semanas.

Una vez aprobado, tendrá una validez de 3 años, pero quedará cancelado si expira el pasaporte del solicitante, lo primero que ocurra.

El solicitante deberá indicar en el ETIAS cuál es el primer país que visitará en el espacio Schengen y ahí deberá ser aprobada su entrada por las autoridades migratorias locales.


¿Por qué este nuevo requisito?

La Comisión Europea aprobó este control para los viajeros debido a los “problemas en torno al terrorismo y la crisis migratoria”, según indica el sistema ETIAS.

“Debemos saber quién cruza nuestras fronteras. De esta manera, sabremos quiénes viajan a Europa, incluso antes de que lleguen”, dijo Jean-Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea, cuando propuso este mecanismo.

El objetivo es poner a cada solicitante bajo un “control de seguridad detallado” el cual hará una recopilación, seguimiento y actualización de la información que vayan generando los extranjeros a su paso por los países de la UE.

“El ETIAS detectará si una persona supone un riesgo de cualquier clase para la seguridad de los países del espacio Schengen”, pero también busca prevenir la migración irregular, según la UE.

En caso de que el ETIAS le sea negado a un solicitante, podrá presentar una apelación.

Si no hay un motivo grave de rechazo, el solicitante puede volver a presentar una solicitud.

Contenido Relacionado