APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

Gustavo Hein y el incendio en su auto y su vivienda - 17 de Julio de 2019 - Nota vista 1257 veces

“ESTE HECHO ES PRODUCTO DE LA INTOLERANCIA QUE VIVIMOS EN ESTOS DÍAS”

“Soy muy respetuoso del trabajo de los peritos”, señaló Hein en exclusiva para EL HERALDO sobre el incendio en su domicilio, “pero todo hace pensar que este hecho es producto de la intolerancia que vivimos en estos días”.

EL HERALDO en oportunidad de la visita del intendente  de Basavilbaso, Gustavo Hein aprovechó para preguntarle sobre lo acontecido, en donde sufrió el incendio de su auto y parte de su garaje, en lo que fue un atentado y se investiga al respecto. Sin dar mayores precisiones, Hein dio a entender que se trató de un hecho contra su persona, pero quiso ser cauto y esperar lo que diga la versión oficial sobre la investigación. Según se pudo saber, la persona detenida tendría vínculos con quien le habría mandado mensajes intimidatorios por negarse a ciertos pedidos. Al posible autor del hecho se lo vio merodeando la casa con un bidón, de acuerdo a las filmaciones, el mismo bidón que se encontró en el allanamiento, lo mismo que prendas de vestir y el detenido tiene quemaduras de los vellos de sus brazos, al igual que en la nariz, según se pudo estimar por trascendidos. 



“La verdad que el hecho tiene una gravedad institucional por lo que es uno en sí y el rol que ocupa, pero es más grave aún si lo llevamos a que si las cosas no son como uno quiere o no recibe una respuesta de manera positiva a un pedido reacciona de esta manera”, enfatizó el Intendente. 



“Hablo más de intolerancia y de lo que nos está pasando a nosotros los argentinos que estamos tan intolerantes y como se reacciona por no recibir de manera afirmativa un pedido o porque estamos ocupando un lugar que no nos merecemos, diciéndonos que estamos usurpando lugares y que esos lugares les pertenecen a otros y ahí es donde pasa esto”.


“Hoy me pasa a mí como intendente, pero la verdad es que hay que rechazar de plano la conducta a cualquier hijo de vecino. No es más grave porque me haya pasado a mí porque sea el intendente, es más grave porque nos pasa y nos puede pasar a cualquiera en el momento que estamos viviendo.


“La verdad que alguien ingrese a un domicilio y atente en mi casa te produce diferentes estados de ánimo. Ayer –dijo- era una adrenalina por tratar de solucionar las cosas y que los peritos digan lo que pasó. Hoy –agregó- tengo más angustia porque la verdad es que estoy sintiendo que estoy trabajando para que las cosas funcionen y el hecho que por ahí digas que no o a veces o no se piense igual de manera política, se tomen determinaciones de este tipo como es agredir al otro. “Queremos una Argentina mejor y hay gente que no lo entiende eso es lo que más te angustia –afirmó- porque no es el far west, no es la ley del más fuerte, ni es la ley del talión, porque creo que vivimos en una sociedad moderna, que tiene que ser tolerante y más que nada a veces uno no dimensiona como funcionario el efecto o daño colateral que le genera a la familia, porque uno está y se debe a la gente, el tema es cuando eso traspasa la función y después vienen por vos a una casa, creo que es muy difícil volver de algunas cuestiones”, reflexionó el candidato a diputado.


“La verdad tengo angustia y me da mucha pena que sucedan estas cosas, porque creo que forma parte del nivel de educación a la que nos llevaron años y años de desidia y creer que acá gobierna el que grita más fuerte o el que tiene el aparato para contener a las masas, es una equivocación grave”, advirtió.


“Hoy mi rol es ese, mostrar una política diferente, de perdonar algunas cuestiones, pero de trabajar fuertemente en lo que es el nivel de educación porque llegamos a esto por el bajo nivel de educación, por creer que las cosas se hacen de manera irracional como incendiar un auto, metiéndose en una propiedad privada y no dimensionar el peligro al que esto podría haber llevado si no se intervenía rápido. 



“Hoy mi sentimiento no es de carga sobre algo, porque la ciudad de Basavilbaso me conoce como intendente y puedo mirar a la gente a la cara -afirmó- y puedo decir que estoy trabajando para que esta Argentina de verdad funcione, anclando los cimientos de respeto y como decía Gabriela, si me equivoco pido perdón y si no se piensa igual no vengo por vos; trato de que en un consenso podamos trabajar. 



“Creo que esto es un mal trago para mi familia, para mí como intendente, pero esto va a pasar, yo creo en que todo pasa, trato de soltar lo malo y aferrarme a lo bueno, creo mucho en Dios y quizá este hecho nos va a fortalecer”, finalizó.

Contenido Relacionado