APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

20 de Junio de 2019 - Nota vista 1397 veces

Las compañeras de Nahir Galarza declaran por el presunto abuso sexual en el pabellón

La joven condenada a perpetua por el crimen de su novio denunció a otra reclusa. "Ella se empezó a confundir", dijo.

La justicia busca determinar si es cierto que Nahir Galarza, la joven condenada a prisión perpetua por matar a su novio en Gualeguaychú, fue abusada sexualmente por otra reclusa dentro de la cárcel. Para eso, durante todo este mes, escuchará las versiones de las testigos potenciales del hecho.


Nahir apuntó sus acusaciones contra una de sus compañeras de pabellón, la interna Ludmila Soto. “Durante mucho tiempo estuvo atrás mío, se me tiraba. Al principio yo pensé que estábamos jodiendo porque teníamos una muy buena relación de amigas, hacíamos todo juntas", relató en una entrevisa.

La amistad, sin embargo, no duró demasiado y la joven dio entonces su versión primero en los medios y después en la Justicia. "Ella se empezó a confundir y yo le aclaré que estaba todo bien, me encantaba ser su amiga, pero que a mí me gustan los chicos. Entonces se enojó y se cortó la relación”. Al parecer, siempre según los dichos de Nahir, Soto no se tomó tan bien ese intento de distancia.

Tras la denuncia, el 5 de junio pasado el fiscal Pablo Zoff empezó a tomarle declaración a otras presas que habrían sido testigos del hecho, publicó el sitio Ahora. Una de ellas es Yanina Soledad Lescano, madrastra de Nahiara, una nena de dos años torturada y asesinada, quien tendrá que brindar su testimonio mañana viernes. Otra de las declaraciones que se esperan es la de la exfuncionaria Griselda Bordeira, vinculada al narcotráfico y a la causa de Sergio Varisco.

De lo que todas ellas digan, el fiscal Zoff reunirá las pruebas para avalar o descartar la acusación de Nahir contra Soto por el supuesto abuso sexual y analizará en consecuencia qué medidas tomar.

Los días de Nahir en la cárcel

El crimen de Fernando

Nahir Galarza primero dijo que había visto por última vez a su novio la noche anterior al homicidio, pero luego se fueron sumando pruebas, entre ellas un video que la mostraba caminando cerca de la escena del crimen, que derivaron en que la chica terminara presentándose a la Justicia y confesara el hecho.

Después, cambió su declaración dos veces más. Dijo primero que los disparos habían sido "accidentales" y finalmente habló de violencia de género y sostuvo que había mentido porque temió que culparan a su padre policía, dueño de la pistola calibre 9 milímetros reglamentaria que se convirtió en el arma homicida.

Para la Justicia, Nahir le disparó "en forma intencional y dirigida" a Fernando, dictaminó que no fue víctima de violencia de género y que el joven era su novio. Por todo esto, condenaron a la joven a la joven a la pena de prisión perpetua en julio del año pasado. (TN)

Contenido Relacionado