APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

27 de Mayo de 2019 - Nota vista 1285 veces

Una pelea de presos filmada en la UP2 originó allanamientos

La cárcel más antigua de Gualeguaychú no ha dejado de ser noticia en lo que va del año por varios hechos: la fuga de uno de los delincuentes más peligrosos de Uruguay, la muerte de un joven de 23 años apuñalado en la cabeza y ahora una pelea en el Pabellón 2 que fue filmado desde el pabellón de presos federales.

En marzo, y de forma inentendible, Rubén Alejandro Rodríguez de Armas escapó de la Unidad Penal 2. Lo bizarro de esta historia es la manera en que lo hizo: trepó el murallón sobre calle Tala y un auto lo pasó a buscar 20 minutos después. ¿Quién es este delincuente?

Es uno de los integrantes de “La Banda de los Uruguayos”, una asociación ilícita dedicada al tráfico de estupefacientes, falsificación de moneda y lavado de activos, al que se lo procesó por el uso de documento público adulterado o falso de los destinados a acreditar la identidad de las personas.

Había sido atrapado en Gualeguaychú el 1 de junio de 2018 en un despliegue que realizó la Prefectura, que culminó con seis detenidos en cinco allanamientos. Pero menos de un año después, el sábado 30 de marzo a las 11.30, Rodríguez de Armas escapó.

Por esta fuga hay abierta una investigación penal en la Fiscalía de Gualeguaychú, a cargo de Lucrecia Lizzi, y desde la dirección del Servicio Penitenciario de entre Ríos está en marcha un sumario para establecer responsabilidades. Entre ellos fueron notificados los responsables, entre los que se encuentra el director y subdirector de la UP2.

Pero un mes después a ocurrido este escándalo, una pelea originada entre presos de los pabellones 5 y 6 dejó como consecuencia la muerte de un preso de 23 años, que recibió un “facazo” en la cabeza.

Hugo Acosta había resultado gravemente herido tras una pelea originada el miércoles 8 de mayo en el patio de la Unidad Penal 2 de Gualeguaychú. Fue uno de los tres presos que resultaron heridos con armas blancas caseras. Dos de ellos fueron alojados en la Sala 4 y regresaron a su alojamiento en la cárcel menos de 24 horas después, pero Acosta había sufrido un traumatismo de cráneo que había originado una hemorragia y daño cerebral; y por ello su estado era muy delicado desde su ingreso.

Este caso también originó dolores de cabeza para las autoridades carcelarias, que trataron de poner paños fríos a la situación aludiendo que la víctima era una persona muy conflictiva que ya había tenido problemas en otros establecimientos penitenciarios.

Ahora ocurrió un nuevo episodio, que volvió a sacudir la “paz” de la Unidad Penal 2. Manejar a personas que se encuentran privadas de su libertad y que en sus prontuarios aparecen todo tipo de delitos, no es tarea fácil y mucho más en esta época de modernidad donde pareciera que se hace prácticamente imposible bloquear el ingreso de telefonía celular a las cárceles.

El viernes por la noche, cerca de las 20, se realizó una requisa en el pabellón de internos federales a raíz de la viralización dentro de la propia cárcel de un video que fue grabado el día anterior, cuando dos presos del pabellón 2 se cruzaron en una pelea.

La requisa ap0untaba a dos cuestiones: tratar de sacar de circulación los teléfonos que guardan los presos y de esa forma lograr que el video saliera a la luz. Pero es imposible parar la rapidez de las redes y el video llegó a ElDía.

Contenido Relacionado