APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Deportes

22 de Abril de 2019 - Nota vista 607 veces

Top Race: una victoria estratégicamente perfecta de Matías Rodríguez

El piloto del Midas carrera Racing logró un triunfo que se gestó en el excelente auto que puso en pista el equipo, acompañado por un trabajo sobresaliente de Matías y sus mecánicos a la hora de la recarga.

Existe una íntima relación entre Matías Rodríguez y el circuito entrerriano de Concordia. En los últimos años los buenos resultados fueron una constante cada vez que el TopRace disputaba una fecha en estas tierras entrerrianas.

Este domingo no podía ser la excepción. El fin de semana comenzó complicado, el sábado continuó con una racha negativa que lo dejó en la posición número 11 de largada luego de una complicada clasificación.

Entonces el equipo empezó a trabajar en una estrategia que debía ser precisa para poder sacar el mejor resultado posible. En la mañana la prueba de Tanques Llenos ya marcó una tendencia. Los trabajos realizados en el Toyota empezaban a mostrar signos de recuperación desde la regularidad hasta la velocidad final.

El panorama empezó a cambiar. En paralelo a esto, Agustín Canapino se mostraba firme y seguro. Con la pole número 50 de su historial se mostraba como el principal candidato. La imagen que quedó del sábado fue contundente. En los entrenamientos trabajó en diferentes puntos del Mercedes Benz y luego mostró todo el potencial en la clasificación.

En carrera, el ex campeón se hizo de la primera posición con un amenazante Matías Rossi detrás que con el correr de las vueltas fue perdiendo rendimiento en su Toyota Camry. También apareció Franco Girolami. El campeón de la categoría volvió a ser protagonista y estuvo en la discusión de las primeras posiciones.

La competencia tuvo un momento importante apenas se puso en marcha la carrera el auto de seguridad neutralizó la final producto de un despiste que provocó el vuelco de Diego Ciantini sin mayores consecuencias ni para el piloto ni para el auto.

Esto fue determinante para desarrollar la estrategia planeada por los equipos ya que la carrera consumía tiempo y vueltas pero no tanto combustible.

Mientras adelante se peleaban y empezaban a mostrar sus armas, Rodríguez inicio una remontada muy buena para posicionarse cerca del lote de punteros para poder mantener chances al momento del ingreso a los boxes.

Ingreso Canapino junto a Mariano Altuna y luego fue Franco Girolami, esto le permitió a Matías Rossi liderar la competencia por algunas vueltas donde buscó estirar una diferencia que le permita mantenerse como líder luego de la recarga de combustible. Cerca ya estaba Matías Rodríguez.

Con el cumplimiento del pase por boxes Rossi salió a la pista y no pudo mantener la primera colocación y esta posición la heredó Matías Rodríguez cuando restaban pocos minutos por delante.

La competencia dependía de la estrategia del equipo Midas que a esa altura mantenía una diferencia de más de 20 segundos con relación al segundo que era Canapino.

En Toyota decidieron cederle la tercera posición de Rossi a su compañero de equipo que intento acercarse al segundo. Cuando la carrera entró en la parte final llegó el momento para que Matías Rodríguez cumpla con la detención.

La diferencia se había estirado a más de 25 segundos y esto le permitió realizar el trabajo de recarga con un margen de tranquilidad que le sirvió para salir a pista y mantenerse como el líder con un auto firme y con gran rendimiento final.

La lucha fue cerrada y aguerrida entre Rodríguez y Canapino hasta que el piloto del Midas pudo mantener una distancia suficiente para cerrar la competencia a su favor.

La bandera a cuadros cayó y decretó el triunfo de Matías Rodríguez dejando segundo a Agustín Canapino que se afianza en la cima del torneo y sobre el final Mariano Altuna le devolvió al posición a Matías Rossi para que este suba al podio sumando puntos para el campeonato.

Contenido Relacionado