APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

23 de Marzo de 2019 - Nota vista 739 veces

El Gobierno acordó con la CGT el pago de $ 14 mil millones a cambio de paz electoral

El arreglo estuvo a cargo del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica y busca cerrar parte de una deuda del Estado con los sindicatos.

Horas antes de que la CGT anunciara una movilización para el 4 de abril, el Gobierno acordó pagar casi 14 mil millones de pesos destinados a obras sociales sindicales a cambio de bajar la conflictividad en medio de un año electoral.

El acuerdo quedará plasmado en un decreto que se publicará en el Boletín Oficial y buscará destrabar así recursos retenidos desde el 2016, según informó Ámbito Financiero.

En principio, se pagarán $4.500 millones que estaban destinados a programas de asistencia y emergencia para las obras sociales, dinero que permanecía trabado desde la firma del DNU en 2016. Además, habrá $4.235 millones por un acuerdo extrajudicial del Gobierno con OSDE, y otros 3.100 millones por intereses de un bono.

Los tres pagos más los intereses suman al menos 17.712 millones de pesos a los que se le suman 120 cuotas mensuales de 150 millones por parte de OSDE.

En 2016 se creó un Fondo de Emergencia y Asistencia a las entidades por $4.500 millones, monto que nunca fue modificado. Con el nuevo acuerdo, el fondo ascenderá a 10.112 millones con la incorporación de $4.235 millones del pago que OSDE le hizo a la SSS (por un total de $8.500 millones) y de 1.377 millones de pesos de intereses acumulados. El total irá a un Fondo Solidario de Redistribución.

También el decreto fijará el destino de unos 480 millones de pesos mensuales (obtenidos de los intereses de los $10.112 millones): la mitad, $240 millones, se aplicará a un aumento de la cápita que perciben las obras sociales por la atención de salud de los monotributistas y otro tanto a engrosar el Sistema Único de Reintegros (SUR).

¿Qué opinan desde la CGT?

Para la central sindical “es un acuerdo importante en función de lo que se venía negociando, tanto desde el punto de vista político como para las obras sociales. Con esto se cerraría una parte de la deuda que mantiene el Estado con nosotros”, según indicó José Luis Lingeri, secretario de Acción Social de la central obrera y gestor principal en el sistema de salud gremial.

Los arreglos estuvieron a cargo del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, junto a su jefe de Gabinete, Ignacio Pérez Riba. Además de Lingeri participó por la CGT uno de los cosecretarios generales, Héctor Daer, y exsuperintendente de Servicios de Salud Luis Scervino, técnico principal de las obras sociales antes y después de ese cargo. También fueron involucrados técnicos de la Jefatura de Gabinete nacional y tuvo un papel secundario el actual superintendente de Salud, Sebastián Neuspiller, médico y exfutbolista, quien como deportista se hizo amigo de Mauricio Macri.

Contenido Relacionado