APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

12 de Febrero de 2019 - Nota vista 1748 veces

Funcionaria de tránsito alcoholizada chocó por detrás el auto de una familia de Gualeguaychú

Sucedió en la madrugada del domingo, cuando una familia de la ciudad de Gualeguaychú, que se trasladaba en un Ford Fiesta, recibió un fuerte impacto en la parte trasera.

El hecho ocurrió el domingo, en el kilómetro 83 de la ruta 193, a la altura del ascendente Campana, cuando el Volkswagen Passat en el que viajaban la responsable de Tránsito de Zárate, Soledad McNally, y su pareja, Ángel Rodrigo Derosso (el conductor), impactó en la parte trasera de un Ford Fiesta con cuatro personas oriundas de Gualeguaychú. Se trata de Silvia Chiama (66), su sobrino -que conducía el vehículo-, la pareja de éste y el hijo de 12 años.

El menor y Chiama iban en el asiento trasero del Fiesta, por lo se llevaron la peor parte y debieron ser trasladadas al Hospital Virgen del Carmen. Afortunadamente, están fuera de peligro. Pero eso no fue todo, tras el rescate y el traslado de los heridos al hospital, los damnificados advirtieron que les faltaban pertenencias y dinero en efectivo, que como consecuencia del impacto habían quedado sobre la ruta. 


Asimismo, el test de alcoholemia realizado a los ocupantes del Passat dio resultados positivos, tanto para el conductor como para su acompañante. Lo llamativo es que ella, Soledad Mc Nally, es la directora general de Movilidad Urbana de la localidad de Zárate. Y, según trascendió, la funcionaria se habría bajado del vehículo directamente a increpar a los policías encargados de llevar a cabo el test de alcoholemia.

De acuerdo al parte policial emitido por el Destacamento Vial de Zárate, los agentes que llegaron al lugar se dispusieron a practicarle el test de alcoholemia a los protagonistas del choque y McNally, “de manera belicosa y provocadora”, intentó evitar que se le realizara la prueba. 


Al parecer, la mujer explicó que “al ser funcionaria municipal no se le debía hacer intervención alguna”. Además -aclararon las fuentes- “hablaba incoherencias producto del alcohol”, según publicó Clarín.

El control terminó arrojando un resultado de 1,050 para el conductor, duplicando así el límite permitido. A la acompañante le dio 0,60. Tanto Derosso, que es secretario adjunto del sindicato de la UOM delegación Zárate, como Mac Nally quedaron imputados por el delito de lesiones culposas.


Contenido Relacionado