APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

Cuestionó el manejo de Salto Grande en la inundación - 18 de Enero de 2019 - Nota vista 1179 veces

Cedro le recordó a De Angeli que la defensa sur fue construida en un gobierno peronista

El concejal concordiense Daniel Cedro (FEF) respondió a las recientes declaraciones periodísticas del senador nacional Alfredo De Angeli (Cambiemos): “Resulta al menos llamativa la liviandad en la memoria de algunos dirigentes como De Angeli, que pretenden adjudicarse como propios logros y obras que ya se encuentran incorporados al patrimonio de todas las ciudades ribereñas del río Uruguay, como resulta ser un claro ejemplo de esto la Defensa Sur de la ciudad de Concordia”.

“Le recuerdo al senador que la obra de la Defensa Sur, realizada en una gobierno peronista, significó terminar con alrededor del 70% del problema de las inundaciones en Concordia en comparación con lo que sucedía en la década del ochenta. Si en la actualidad no existiera esta defensa, tendríamos más de 20.000 concordienses evacuados, no 60 familias como sucede. La obra complementaria que sí estaría faltando, y que es un compromiso que realizó el actual Gobierno Nacional, es la Defensa Central, con la que se podría acabar con los inconvenientes suscitados en los barrios Puerto, Vélez Sarsfield y Sargento Cabrera”.

Cedro, perteneciente al Frente Entrerriano Federal, rememoró: “Esta obra fue el fruto de un movimiento encabezado por la Comunidad de la Gruta de Lourdes, y que luego de innumerables reuniones, concretó una gestión peronista encabezada por el Dr. Jorge Pedro Busti como gobernador de la provincia.

La Defensa Sur se inicia en el año 1995 en base a un proyecto de la Dirección de Hidráulica de nuestra provincia. Luego de distintas gestiones con la Nación se logra el financiamiento de la misma por parte de la Secretaría de Energía de la Nación, una obra que tenía un costo de 5.200.000 dólares. Esta obra clave no fue fruto de la improvisación ni del oportunismo, sino que fue la conclusión de los estudios técnicos pertinentes en base a las estadísticas de crecientes y registros de los últimos 100 años; información que proveyó Salto Grande”.

“El mayor éxito de la gestión con la Secretaría de Energía de la Nación fue el reconocimiento del financiamiento de la obra como compensación por los daños ocasionados por el funcionamiento de la Represa de Salto Grande sobre la costa y nuestra ciudad; fue tal vez el primer esbozo de recomponer el esquemas de regalías que iban para las tres provincias del litoral reivindicando el impacto directo sobre nuestra zona”, detalló.

El edil también agregó: “Fue además la primera vez que la provincia emprendía una obra de semejante magnitud, ejemplo para la región; contando así con un plan de acción específico contra la emergencia y las inundaciones, colocándose incluso más bombas extractoras que la que se recomendaban originalmente previendo otras contingencias”.

“Además de ello, en ese momento se inició un proceso de regularización dominial, realizándose expropiaciones de terrenos y valorizándose la zona; se realizaron cerca de 800 mensuras como parte de un plan integral para la zona. Fue la Defensa Sur la obra que permitió que miles de familias de la zona sur de Concordia dejaran de pasar zozobras y angustias con cada inundación, que le ocasionaban pérdidas y desarraigo frente a cada crecida del río Uruguay. Sería un justo reconocimiento tanto para el Padre Andrés Servín, incansable luchador por los barrios de la zona sur, como para el ex gobernador Jorge Pedro Busti, conocer el origen y proyecto de la misma”.

Asimismo, Cedro agregó: “Ahora bien, dentro de este marco no podemos soslayar el tratamiento del rol que juega la represa de Salto Grande frente a estas emergencias climáticas y crecientes del río Uruguay. Lo hemos dicho con anterioridad y lo seguiremos sosteniendo: la represa no debe dejar de lado un rol social como así también de moderador de las crecidas del río. Vemos con cierta alarma cómo desde la CTM frente a estos eventos se privilegia la producción de energía para las grandes urbes, antes que la situación humana de quienes vivimos aguas debajo de la represa.

“Frente a las probabilidades de precipitaciones en la cuenca media, antes que vaciar el lago y hacer la creciente tolerable, se priorizó la producción energética con desprecio de lo que pasaba en las ciudades ribereñas, en particular la nuestra. Desde ya hace un tiempo largo las decisiones de la represa se toman desde el poder central, dejando de lado a quienes vivimos a los pies de la misma.

“Claramente, con las pingües ganancias que hoy genera el sistema energético para algunas empresas concentradas, las pérdidas de bienes e ilusiones de quienes vivimos a las orillas del río acaban por ser un tema menor, incluso que no valga la pena su consideración. Los técnicos que se jactan de tener ‘buena y precisa información’ deberían también tener considerada y humana información de la población que vive, trabaja y proyecta a los pies de la represa.

“No quiero pasar por alto que al defensa sur nunca tuvo una inauguración oficial, no hubo fotos, corte de cinta ni bombos y platillos rimbombantes como suele suceder. Su bautismo lo realizó el mismo río que la vio resistir heroica las distintas inundaciones que asolaron a nuestra ciudad desde su construcción y resistiendo todas ellas.

“El senador De Angeli debería ser más moderado en sus declaraciones y saber que la historia de nuestra ciudad tiene sus gestores y luchadores que la fueron construyendo con esfuerzo y reconocimientos, mucha antes de tener una visión mágica que nos pretende hacer creer que en unos años se hizo o se cambió todo.

Debería incluso preocuparse por esta extraña relación que privilegia la producción energética antes que los pobladores, que esto sí es una impronta de este gobierno nacional”, concluyó.

Contenido Relacionado