APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Deportes

Copa Libertadores - 1 de Noviembre de 2018 - Nota vista 613 veces

El presidente de Gremio, tras denunciar a River Plate ante Conmebol: "Confiamos en que vamos a pasar a la final"

Romildo Bolzan brindó una conferencia de prensa después de reunirse con el ente que regula el fútbol sudamericano y reconoció que tienen pruebas suficientes y esperan un "3-0" que los deposite en la final con Boca Juniors.

"Tenemos las imágenes del trayecto hecho por el entrenador de River Plate desde los palcos hasta la llegada al vestuario en el descanso. A pesar de la sanción, el delegado del juego vio la entrada de él en el vestuario, pero fue impedido por los guardias del River y documentó todo aquello, antes de volver a su lugar", aseguró Romildo Bolzan en una conferencia de prensa posterior a la reunión que tuvo con los dirigentes de la Conmebol.

El club brasileño pretende demostrar que el técnico argentino burló el reglamento de la competencia y no solo eso, sino que también lo admitió ante las cámaras.

"El técnico de River tuvo participación directa. Lo confesó él mismo y hasta afirmó que no se arrepiente de lo hecho. Nosotros firmamos un documento de Conmebol priorizando el juego limpio. Estamos confiados en que nos van a dar la clasificación", aseguró.


El máximo directivo de la institución brasileña se mostró confiado de cara al juicio del próximo sábado en las instalaciones de la Conmebol en Luque, Paraguay. "Esperamos el 3-0. Presentamos los precedentes que hay de sobra. La Justicia tiene que tener efecto. El propio presidente de Conmebol me contó que quiere mejorar la imagen de la Conmebol", manifestó.

"Nosotros respetamos el resultado que se dio dentro del campo. Por más que el primer gol no haya sido válido. Tiene que haber dignidad. Somos el campeón del torneo", agregó Bolzan, quien consideró que si no le devuelven los puntos el Gremio podría recurrir a las "instancias internacionales", haciendo referencia a la FIFA.


"Tengo que decirles a los fanáticos que no tenemos garantías, porque no tenemos el control sobre la decisión. Estoy diciendo que, jurídicamente estamos seguros de lo que ocurrió, pero no conozco la cabeza, el raciocinio y el comportamiento de los jueces", sentenció el dirigente.

Finalmente, y después de advertir que con la decisión que tomen el sábado "está en juego el honor del club y del torneo", reconoció que, "para el Gremio, quedaría bien" jugar la final en la fecha que le quede bien a Boca Juniors, la cual se daría los sábados 10 y 24 de noviembre.

Contenido Relacionado