APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

2 de Octubre de 2018 - Nota vista 662 veces

Grupo de docentes hicieron fiesta en escuela de Moreno cerrada por explosiones

Los docentes de la escuela 73 de Moreno, que el viernes pasado realizaron un festejo en ese establecimiento que permanece cerrado tras la muerte de dos trabajadores del colegio 49 de ese distrito provocada por una explosión, fueron apartados de sus cargos.

La información fue confirmada por el titular de esa cartera educativa, Gabriel Sánchez Zinny. Al mismo tiempo, trascendió que son al menos seis los docentes bajo investigación.


Todos participaron de la fiesta, que se desarrolló en el establecimiento ubicado en Bilbao y La Pampa de Moreno, donde hubo baile y comida para despedir a otro colega. El punto es que la escuela permanecía cerrada por la revisión de las instalaciones de gas dispuesta en el distrito por las autoridades provinciales.


"El video lo subió uno de los docentes a Facebook e iniciamos un sumario para ver qué se les ocurrió para hacer una fiesta en la escuela. Es una escuela donde hace varias semanas no hay clases porque los mismos directivos nos dijeron que hay problemas de estructura. Claramente el derecho a aprender de los estudiantes no era lo central en esa escuela", se quejó el funcionario, quien detalló que en los videos "estaban el inspector, el director y docentes".


"Se inició una investigación sumarial de oficio" a los docentes que participaron de la fiesta, contó ayer a la mañana Sanchez Zinny, quien dijo también que los maestros "están separados preventivamente" de sus cargos pero seguirán "cobrando sus sueldos".


El ministro aseguró además que "en Moreno hay 63 escuelas abiertas y más de 100 en condiciones de reabrir", tras el cierre de los establecimientos del distrito dispuesto después que una explosión ocurrida el 2 de agosto provocara la muerte de la vicedirectora y del portero de la escuela 49 Nicolás Avellaneda.


El festejo en la escuela 73 fue filmado y se viralizó a través de las redes sociales, donde los padres de los chicos sin clases se quejaron de que mientras el colegio permanecía cerrado un grupo de maestros lo usaba para celebrar una fiesta.


Los videos fueron subidos a Facebook por uno de los convocantes del encuentros quien explicaba que durante la celebración hubo sándwiches, gaseosas y música. Una vez que las imágenes se viralizaron y comenzó una lluvia de críticas, el material fue eliminado. Sin embargo, ya era tarde: los videos se habían diseminado por decenas de perfiles.

Contenido Relacionado