APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

29 de Septiembre de 2018 - Nota vista 704 veces

Quién es el religioso que el Papa Francisco expulsó de la Iglesia por abusos

El religioso fue denunciado por varias víctimas que aseguran haber sido violados entre 1980 y 1990. Es considerado uno de los peores depredadores sexuales en la historia de Chile.

El Papa Francisco expulsó este viernes del sacerdocio al religioso chileno Fernando Karadima, quien está acusado de haber abusado durante años a menores de edad.

Según explicaron desde el Vaticano, esta fue una "decisión excepcional" que se tomó "en conciencia y por el bien de la Iglesia".



En un comunicado oficial emitido por la Oficina de Prensa de la Santa Sede explicaron que "el Papa Francisco ha dimitido del estado clerical a Fernando Karadima Fariña", aunque en el escrito no revelaron los motivos que llevaron a la decisión del Santo Padre.


Debido a esto, el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, dijo que la decisión sobre la dimisión del estado clerical de Fernando Karadima “es un paso más en la línea férrea del Papa Francisco ante los abusos". "Estábamos ante un caso muy serio de podredumbre y había que arrancarlo de raíz”, sumó.



Karadima, que fue formador de varios obispos durante toda su vida, fue declarado culpable de haber cometido abusos sexuales y psicológicos reiterados en el año 2011 por la Iglesia, cuando se lo acusó de haber violado a chicos mientras era párroco en Santiago de Chile.


En aquel entonces se le prohibió tener contacto con antiguos feligreses o realizar cualquier acto eclesiástico de forma pública, aunque finalmente cuando la Justicia chilena empezó a investigar las acusaciones, decidieron que no fuera a prisión porque se lo investigaba por hechos que ocurrieron durante los años 1980 y 1990, por lo que esos delitos prescribieron.



Antes de estar en el centro de la escena por delitos tan atroces, lo cierto es que este religioso era uno de los religiosos más prestigiosos del país.



Sus comienzos en el sacerdocio comenzaron en 1958, cuando lo nombraron párroco titular de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, en avenida El Bosque.


Sus misas y retiros tenían una alta convocatoria entre los sectores más influyentes de la comunidad chilena, por lo que estuvo en la misma Iglesia hasta el 2006, dos años después de que apareciera la primera denuncia por abuso.



Aunque durante mucho tiempo las acusaciones se intentaron mantener en secreto, lo cierto es que en el 2010 las cosas para el sacerdote empeoraron, cuando el médico James Hamilton, apareció en un programa de televisión llamado Tolerancia Cero e hizo una denuncia pública por primera vez.


A partir de ese hecho comenzó una investigación dentro y fuera de la Iglesia, lo que lo llevó a estar en el centro del escándalo y en medio de reproches y enojos públicos.



Las denuncias de Hamilton y de otras víctimas que hablaron públicamente, como Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, llevaron a que Karadima pasara a ser considerado uno de los peores depredadores sexuales en la historia de Chile.


Además, en el 2011 también fue condenado por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia, pero en marzo del año pasado un juez rechazó la demanda presentada por las víctimas, por lo que los denunciantes, representados por el abogado Juan Pablo Hermosilla, apelaron el fallo.


La apelación debía revisarse este jueves que pasó en la tercera sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, aunque finalmente el caso se tratará dentro de una o dos semanas.

Contenido Relacionado