APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

4 de Agosto de 2018 - Nota vista 625 veces

Fieles de iglesias evangélicas y militantes “Provida” se concentraron en el Obelisco

Miles de personas de todo el país llegaron este sábado al Obelisco de la ciudad de Buenos Aires respondiendo a la convocatoria de las iglesias evangélicas de la Argentina para participar de la Concentración Nacional “Salvemos las dos vidas”.

La avenida 9 de Julio, entre el Obelisco y Belgrano,  absolutamente colmada. Con familias, pero sobre todo muchos jóvenes, que se destacan por su ropa y globos celestes, color que eligieron los grupos autodenominados pro vida para identificarse.

Los organizadores esperaban un millón de personas. Más de 300 pastores de todo el país organizan la manifestación, que vive un clima festivo y eufórico.


Desde temprano, unos 1.000 micros llegaron al centro porteño desde distintas provincias del país. Se los puede ver estacionados en las inmediaciones del Obelisco, sobre todo por la avenida San Juan y "El Bajo".


Las calles no estaban cortadas en la zona de Congreso, pero el tráfico era muy intenso, como el de las horas pico en los días hábiles. Esto se daba consecuencia de los cortes de tránsito de las arterias más cercanas al Obelisco.


Presente en las cercanías del Obelisco, la senadora Miriam Boyadjian, senadora nacional por Tierra del Fuego por el Movimiento Popular Fueguino, se manifestó feliz por la gran convocatoria que estaba teniendo la marcha que, dijo, se estaba replicando en diferentes puntos del país.


"La Concentración Nacional 'Salvemos las dos vidas' tiene el propósito de declarar que el aborto es una práctica criminal y de tortura a un niño por nacer y no es -como se intenta instalar- una política de salud ya que no persigue curar, sino causar la muerte", dice el comunicado de convocatoria a la marcha difundido por la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera)




Contenido Relacionado