APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

31 de Julio de 2018 - Nota vista 476 veces

ATER intimará a unos 2000 usuarios del servicio eléctrico comercial que no estaban inscriptos

Se tratan de unos 2150 usuarios del servicio eléctrico con medidores de tipo comercial que evaden el Impuesto a los Ingresos Brutos en la provincia, configurando además una competencia desleal para el comercio en regla.

La acción forma parte del control cuyos resultados permiten seguir cumpliendo las metas fiscales y financiar la continuidad de obras públicas con fondos provinciales.

En el marco de las políticas de Control Fiscal y ampliación de la base tributaria la ATER ha intensificado los cruzamientos de datos para disminuir los nichos de evasión, en este caso a partir del cruce de información con empresas de energía sobre usuarios con medidores comerciales que no se encuentran inscriptos en los impuestos provinciales.

El Director Ejecutivo de ATER, Sergio Granetto enmarcó la medida como parte de un proceso de control “en pos de continuar ampliando la base tributaria con foco puesto en la equidad. Esto es, que quien esté ejerciendo la actividad comercial tribute en un marco legal y se inscriba.

Esto es lo que permite que la Provincia pueda sostener con recursos propios la actividad de la obra pública y otras demandas que han crecido en este contexto económico.”

Obras y beneficios

con recursos propios

Consultado acerca del impacto que tienen estas acciones - sumados a los programas de cobranzas segmentadas y regímenes especiales dispuestos en un marco de baja general de impuestos - Granetto puso en valor los resultados en tanto “permiten mantener los niveles recaudatorios que, por un lado, llevan alivio a los sectores más sensibles como los jubilados de menores ingresos y por otro permiten completar con fondos entrerrianos distintas obras donde han mermado los fondos nacionales, como por ejemplo la construcción de viviendas o la conclusión de rutas” concluyó.

Mayores controles,

mejor financiamiento

En simultáneo a estos cruzamientos con la/s distribuidora/s de energía eléctrica en pos de incorporar a sectores que operan en la informalidad, desde ATER recordaron la vigencia de acciones y programas que, con iguales fines, apuntan a ampliar la base de contribuyentes.

                                                                                                                                                                               Tal es el caso del programa “M2” referido a los cruces de datos catastrales con diferentes municipios que esta semana incorporó de oficio las construcciones no declaradas de unos 3000 propietarios de la capital, o los controles a las embarcaciones -y próximos a cruzar datos masivos con prefectura naval-, los controles a partir de los cruces con AFIP, los programas de cobranza activa sobre Grandes Contribuyentes y las plataformas electrónicas de retención. También, el Observatorio Tributario, programa que apunta a profundizar el estudio de sectores de la economía junto a la universidad pública, entre otros.

Contenido Relacionado