APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

30 de Junio de 2018 - Nota vista 427 veces

Según la FIFA hubo un arbitraje “casi perfecto” en la primera fase del Mundial

El informe indica que el 95% de los fallos fueron correctos sin usar la tecnología, y cuando se incorporó el VAR los aciertos de los árbitros sumaron el 99,3%. Datos, cifras y estadísticas de Rusia 2018.

  El 95% de los fallos de toda la primera fase del Mundial fueron correctos, sin siquiera utilizar la tecnología, y con el uso del VAR los aciertos se elevaron al 99,3%, lo cual significa un arbitraje "casi perfecto", según indicó la FIFA, en una conferencia de prensa llevada a cabo en el estadio Luzhniki.

 Massimo Busacca, el ex árbitro suizo a cargo de la Comisión Arbitral de la FIFA -acompañado por el italiano Pierluiggi Collina y su compatriota Roberto Rosetti-, también destacó que hubo 162 amonestaciones, lo que otorga un promedio de 3,4 por partido, y apenas hubo 3 expulsiones, una sola en forma directa y dos por la llamada "segunda amarilla".

 También los miembros de la Comisión Arbitral de la FIFA destacaron que si en Brasil 2014 hubo 10 penales, y lo mismo ocurrió en Sudáfrica 2010, ahora ya la cifra se elevó mucho, a 24, de los cuales 7 fueron otorgados a partir del uso del VAR, mientras que se desestimaron otros 7 por la misma causa.

 Collina indicó que la Comisión Arbitral se siente "satisfecha" con los resultados generales de la primera fase del Mundial, aunque también sitúan como principal autocrítica que deben dar más información y explicación a los jugadores, y tomaron el caso de la queja del nigeriano John Obi Mikel ante Argentina, cuando consultó al árbitro sobre por qué no cobró penal y la respuesta fue "no sé". "Ningún árbitro puede decir que no sabe a un jugador a esta altura", dijo Collina, pero en referencia a Marcos Rojo y la mano que reclamaban los jugadores nigerianos, "todo el mundo vio, con toda claridad, que la pelota le pega en la cabeza y luego en la mano, y eso no es penal".

 También hubo una referencia al momento en el que Javier Mascherano siguió jugando ante Nigeria con sangre en su rostro. En este punto Massimo Busacca afirmó que "es sutil determinar si es reglamentario o no seguir en la cancha porque el árbitro no vio que manaba sangre sino que podía ser sangre seca de unos minutos antes, y si no mana sangre, el jugador puede seguir".

 Tanto Busacca como Collina se refirieron también al tiempo neto de juego en la fase de grupos del Mundial, que aumentó levemente respecto de Brasil 2014, y si allí fue de 55 minutos y 24 segundos de media por partido, en Rusia 2018 el promedio fue de 56 minutos y 45 segundos por partido, lo cual muestra que se trata de un déficit por corregir en el futuro. Mientras que Collina aceptó que, una vez que finalice este Mundial, podría debatirse que se permitiera escuchar las indicaciones de los asistentes del VAR y sus diálogos con el árbitro principal del partido, como también la chance de que cada equipo pueda tener la posibilidad de pedir el VAR un par de veces por partido sin depender de que surja por los asistentes o el árbitro.

 Siguiendo con el VAR, en los 48 partidos jugados en la primera fase hubo 335 incidentes, que representan un promedio de 6,9 por partido, y 17 revisiones reales por parte del VAR, de las cuales 14 fueron hechas en el campo de juego y apenas 3 desde el Internatonal Broadcasting Center (IBC), así como hubo 14 decisiones modificadas por el VAR.

 La FIFA dio a conocer que la media de tiempo perdido por partido es de 39 minutos y 50 segundos, de los cuales 7 minutos y 42 segundos suelen ser por saques laterales, en tanto que el tiempo medio de uso del VAR rondó los 80 segundos promedio.

 Collina reivindicó a los jueces de línea, hoy llamados asistentes 1 y 2, "porque la orden para el Mundial fue que tardaran en levantar sus banderines para que no se anule la jugada y dar tiempo, si cabe, al uso del VAR, y lo han cumplido a la perfección".

 Si bien Collina afirmó que no hubo "una sola queja" de las 32 federaciones participantes en la primera fase, un periodista brasileño replicó que la Confederación de su país presentó una ante la Comisión Arbitral, que no tuvo respuesta, en tanto que otro marroquí indicó que su federación inició un expediente de reclamo con 6 puntos, también sin resultados hasta el momento.

 Collina sostuvo también que la Comisión Arbitral buscó que sean prolijas las designaciones, buscando que los árbitros no pertenezcan a ninguna de las dos confederaciones de los equipos que juegan un partido, pero no pudo explicar entonces por qué, por ejemplo, el polaco Szymon Marciniak (UEFA) fue designado para dirigir el primer partido de la selección argentina (Conmebol) ante Islandia (UEFA).

 Finalmente, Busacca afirmó que en sus tiempos de árbitro "tuve suerte porque en ese entonces, si me equivocaba, no tenía respaldo", pero que ahora con el VAR "tenemos otra oportunidad y la tecnología juega a nuestro favor".

Contenido Relacionado