APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

27 de Junio de 2018 - Nota vista 697 veces

Fernando acosaba y violentaba a Nahir Galarza, dijo el abogado defensor

Por primera vez, ambas familias (de Nahir y de Fernando) se encuentran en la audiencia. El abogado defensor dijo que para la acusada, “era normal que un tipo la llame 250 veces en 18 días. Nahir no entendía lo que pasaba”.

La undécima jornada del juicio se desarrollaba en Tribunales con el alegato de clausura de los abogados de la defensa de Nahir Galarza.

La particularidad es la presencia de los padres de ambos jóvenes en el recinto. La madre de Nahir lloraba todo el tiempo mientras el padre de la acusada la consolaba.

Está también la familia de Fernando, como desde el primer día. Por primera vez, ambas familias se encuentran sentadas en el público, en simultáneo.

Para José Ostolaza, “Fernando tenía la personalidad como la de los abusadores”. La Defensa Técnica sostuvo que no está probado ni el vínculo ni la alevosía, que no se encuentran probados los elementos objetivos ni subjetivos, este último agravante por la alevosía.

250 llamadas en 18 días

El centro de la primera parte del relato se centró en que existió violencia de género, psicológica y física. Ostolaza habló de un permanente acoso por parte de Pastorizzo a Galarza: “La llamó 250 llamadas en 18 días”, dijo y agregó que a eso se deben sumar los mensajes por varias redes sociales.

Entonces, leyó decenas de mensajes que forman parte del expediente, para intentar demostrar el acoso de Fernando a la joven que hoy, es la única imputada por la muerte de su novio.

Además recalcó que existió “una afectación del derecho de defensa” de Galarza. “Sistemáticamente no nos dejaron probar aquellos elementos que hacían al caso”, dijo refiriéndose a la prueba de sensibilidad del arma, denegada por el juez de Garantías, al igual que la pericia psicológica de Pastorizzo.

Recrudecimiento de la violencia

Ostolaza habló del “machismo” de la Defensa. Y dijo exaltado, mirando a los jueces del Tribunal: “Le tuve que zamarrear (a Nahir) de los brazos dos o tres veces, para que me cuente la verdad, por qué para ella era normal que un tipo la llame 250 veces en 18 días. Nahir no entendía lo que pasaba. Ella podría denunciarme por violencia de género si quisiera, porque tuve que sacudirla pidiéndole que me cuente lo que pasaba”, reveló el defensor, a la vez que aseguró que la violencia física está acreditada.

“Hoy en día en la tele se habla de Ricardo Darín como un violento de género porque le gritó a una compañera de trabajo: ¿y esto, no es violencia?”, se preguntó el defensor.

Para Ostolaza, “entre el 15 y el 18 de diciembre del 2017 -días antes del desenlace fatal- Pastorizzo recrudece la violencia contra Nahir. Nadie constató la lesión, ni el médico policial ni el médico judicial, en enero lo pidió el Dr. Horacio Dargainz”.

Agregó que todavía tiene la marca en la pierna. “Porque el violento de género busca dejar su huella en ese cuerpo que cree que le pertenece”.


Abrazo con su madre

José Ostolaza, abogado defensor de Nahir Galarza, llevaba más de dos horas y media de declaración cuando el presidente del Tribunal, Mauricio Deruddi, lo interrumpió para un breve intermedio.

Ese fue el momento que Nahir Galarza aprovechó para, decididamente, incorporarse de la silla, girar y dar medio paso para abrazar a su mamá. Yamina Kroh extendió sus brazos y ambas se fundieron en ese momento, tal vez pensando en lo que se supone será el futuro de Nahir.

La chica fue en la búsqueda de contención y respaldo. Su padre, Marcelo Galarza, un poco más tímido se sumó a la escena. Fueron varios minutos, con caricias y algunas palabras al oído.

Sin duda, fue el instante más fuerte de la audiencia. Se repitió cuando regresaron al recinto, pero en particular con su padre, indicó R2820.

Más allá de las lágrimas esbozadas por Nahir o por su madre, la emoción de la madre de Fernando en la primera audiencia el abrazo entre Nahir Galarza y su progenitora rompió la formalidad de la audiencia que hasta ahora se concentró en la teoría de la Defensa Técnica.

Sigue la audiencia

Luego de tres horas y media de alegatos de Ostolaza y un cuarto intermedio de veinte minutos, continúa con los alegatos Dargainz.

Para la segunda parte de su alegato el defensor dejó la cuestión de si el crimen fue doloso o culposo.

En este sentido, la defensa desarrolla los argumentos para que su clienta, presente en el Tribunal, sea condenada por una pena menor a la solicitada por el Ministerio Público Fiscal y las querellas: la reclusión perpetua.

(EL ONCE)

Contenido Relacionado