APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

26 de Junio de 2018 - Nota vista 2480 veces

¡Argentina a octavos! Sufriendo, ganó la selección 2 a 1

Con gol de Marcos Rojo a los 41' del complemento, se desató la locura en San Petersburgo. Lionel Messi, con una muy buena definición, había abierto el marcador y Victor Moses había puesto el empate transitorio, luego de un penal muy polémico.

La selección argentina logró el objetivo. Allanó los caminos, los jugadores pusieron todo. Se notó. Querían ganar, todos.


Desde el primer minuto se notó una selección segura de lo que quería, con un Banega que fue eje del juego del primer tiempo. Argentina fue sólida en la primera parte. Mostró haber corregido todos esos desajustes del invento de la formación que había puesto el técnico ante Croacia por la segunda fecha. Sabía a qué quería jugar.


No pasó mucho para que Banega ponga un pase largo magistral para el pique de Messi. Y el mejor hizo lo que sabe: jugar. La bajó con el muslo izquierdo, hacia adelante atacando. Toque y remate de derecha cruzado. Y a gritar a los 14 minutos.

 


De tiro libre, otra vez Messi demostró su jerarquía con un muy buen remate cruzado que dió en el palo del arquero nigeriano. Se salvaban los africanos en el mejor momento argentino.

Finalizado el primer tiempo, el conjunto argentino mereció irse al descanso con una diferencia más abultada, con más aire y confianza de cara a la segunda parte.


El comienzo del complemento no fue nada alentador. De un tiro de esquina cedido por una desatención en defensa, el árbitro cobró mancha en el área argentina. Una infracción que no se cobra ni en la mitad de cancha. Un supuesto agarrón de Mascherano a Balogun. Claro que el jugador que más veces vistió la camiseta sagrada pecó al creer que no se lo iban a cobrar y podría haber dejado de abrazar al nigeriano antes de que el pito lo viera. Con VAR y todo, el penal era una realidad. Recién iban 6 minutos del segundo tiempo y Nigeria conseguía no solo el empate, sino que quedaban segundos en el grupo.

 

 


Lo bueno es que Argentina no se desesperó como contra Islandia y Croacia, el técnico no desarmó el equipo y la planificación seguía en pie. Entraron Pavón y Meza por Enzo Pérez y Di María, a quienes se los veía cansados. Los nigerianos intentaron cerrar sus lineas y tomaron nota de la gravitación de Banega en la primera parte. Mascherano transportó mucho la pelota y equivocó algunas veces los caminos en afán de llevar el equipo adelante. Muchas veces se lo veía más adelantado que de costumbre generando un desorden en la mitad de cancha que ponía en peligro a la defensa argentina de cara a un contragolpe de los de verde. Viendo esto, y buscando más peso en ataque, fue buena la decisión del cuerpo técnico de sacar a Tagliafico para que Mascherano se meta de central y Rojo pase al costado izquierdo. No se si el que debía entrar era Agüero o alguien más de creación como Lo Celso o Dybala, pero ese cambio de piezas en el fondo fue clave.


Tres jugadas se dieron antes del desahogo final. Muy buena jugada por el sector izquierdo, buen desmarque de Higuaín y remate alto. Falla en la puntería del Pipa. Y dos contras nigerianas pararon los corazones argentinos: primero Armani demostró por qué ganó el puesto y es el arquero del seleccionado: hizo la de Dios y bloqueó el remate de Ighalo. Después, un desconcierto en defensa dejó bollando la pelota en el área y Etebo ensayaba una volea emulando la del primer gol de Croacia en el partido anterior. Gracias a Dios fue Etebo el que disparó y salió lejos del palo izquierdo argentino. Iban 40' del complemento y el corazón latía cada vez más fuerte.


Un minuto pasó y las gargantas argentinas se llenaron de gol. Desborde de Gabi Mercado y aparición de Marcos Rojo por el centro del área para impactarla con la derecha y ponerla junto al palo izquierdo del arco nigeriano. Gol, gol, gol. Delirio. Voces roncas. Grito sagrado. Otra vez Rojo le marcó a los nigerianos como en el mundial pasado. Otra vez a festejar.

 



Nada más que tiempo y un par de amarillas (entre ellas una a Lionel Messi) fue lo que pasó hasta que se pite el final. Desahogo y a pensar en Francia.


Mirá todas las estadísticas del partido a continuación:


Contenido Relacionado