APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Opinión

A pocos días de la celebración de nuestro Himno Nacional. - 23 de Mayo de 2018 - Nota vista 1642 veces

Mariquita Sánchez de Thompson Parece una novela, pero es real

La historia siempre la recuerda, porque en su casa se cantó por primera vez, nuestro himno; pero de su vida, como mujer y de sus virtudes, creo son pocas conocidas, por eso me pareció oportuno recordarla.

Mariquita fue para su época una “transgresora”. Destaco en ella, todo lo hizo por amor, y enfrentó la vida destacando sus valores morales, cívicos y patrióticos. Verán porque.



Estamos hablando de una pequeña que le gustaba aprender a escribir y enterarse de todo lo que acontecía en la ciudad, leyendo los diarios y de esa forma fue adquiriendo una sólida cultura.

En aquel tiempo 1801, los padres arreglaban los casamientos con personas mayores y que fueran solventes para que pudieran administrar sus herencias.

A Mariquita con solo sus 14 años, hija única del Alcalde y Regidor del Cabildo, le presentaron su candidato y ella se negó y dijo “Voy a casarme por amor/ Estoy enamorada de mi primo segundo, Martín Thompson, es marino de la Real Academia de España, lo voy a esperar hasta cumplir mis 28 años cuando pueda casarme sin el permiso de mis padres”. Sabía ella que la regla era, cuando se desobedecía tenía que ir a un convento.

Se veían solamente el domingo en misa, en la pila del agua bendita o cuando él se disfrazaba de aguatero. Luego del escándalo que se produzco en la sociedad porteña, el fue enviado a España y a ella a un convento de monjas. La madre de su novio también estaba en el convento con ella. Pasaron tres años, el volvió y Mariquita le escribió al mismo Virrey Sobremonte le permitiera casarse, los trámites duraron un año y se casaron.

Fue todo un símbolo de las barreras de la hipocresía, y pasó a ser la mujer criolla, que luchó por sus derechos, que hizo historia, y allí en su casa, se empezó a gestar la independencia.

Su hogar pasó a ser el centro social-político en donde se realizaban reuniones, y fiestas donde podían bailar 60 parejas.

Ella, se hizo traer platos de porcelana de Europa ya que se usaban solo de platería. Los carros eran tirados por muía y ella, impuso el coche de pescante, que era tirado por caballos. Puso en su casa la primera chimenea. La primera mujer que usó tapado de piel. Fue muy alegre y la mujer primera que realizó un discurso. Y se ocupó de la política y de actos de beneficencia. Ella confeccionó las cintas que repartieron French y Beruti el 25 de Mayo de 1810.

El 25 de Mayo de 1812 para celebrar el cumpleaños de la patria, Vicente López y Planes, escribió los versos y entró en la historia como poeta, y no como gobernador de Buenos Aires y como presidente provisorio de la República cuando renunció Bernardino Rivadavia.

Blas Parera: era un músico catalán, profesor de piano de Mariquita, y al escuchar un día que Martín tarareaba una canción religiosa inglesa, “Himno de David” le sirvió de inspiración, para ensamblar la melodía con los versos de López y Planes, y así nació y se le llamó Canción Patria. Parera que era español, le hizo la composición del himno y después desapareció. El 1 de noviembre, Mariquita ese día cumplía 26 años, estaba junto a su más amiga Remedios novia del Coronel San Martín.

La canción fue arreglada en 1860 y en 1838 el maestro Alberto William, lo enriqueció y es la versión que hasta hoy se canta.

Volviendo a la historia de Mariquita, pasó el tiempo y a su marido lo enviaron a la Península de Florida, luego murió y ella quedó con cinco hijos. Posteriormente se casó con un francés y se hizo llamar María Sánchez de Thompson y Mendeville. En ese tiempo descolló en aéreas como Educación y Cultura. Fundó Escuelas para mujeres. Denunció la violencia de patrones contra sirvientas. Tomó a su cargo la Casa Cuna, creó el Hogar de huérfanas.Discutió con Rivadavia y Rosas y se fue al Uruguay. Allí se convirtió en el Centro de vida cultural y político de ese país.

Murió a los 82 años siempre trabajando, leyendo, escribiendo, en la misma casa que nació en Bs. As.

La historia le debe mucho por lo que luchó por las mujeres, digna creo, de evocar y recordar su historia no solo por su intervención con nuestro himno.

Estos datos que rescaté son del autor Daniel Mañas en edición de Inés Hernández.

Teresita Miñones de García.


Contenido Relacionado