APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

12 de Mayo de 2018 - Nota vista 1026 veces

El chamamé en su máxima expresión

En su oportunidad expresé que Pueblo Viejo era Capital de la Cultura, el tiempo me fue dando la razón. En esta nueva presentación del Trío Tajy con Belén Arriola en violín, la guitarra de José Víctor Piñeiro y el acordeón de Alejandro “Tato” Ramírez, trío correntino que en esta oportunidad sumaron al concordiense Augusto Ayala, coronaron una noche irrepetible.

Hoy el violín alcanzó un lugar en el folclore, pero cuando allá por el 2013 apareció Tajy con los clásicos acordeón, guitarra y la incorporación del violín causó, además de la sorpresa, relativizar su actuación, cuando más se lo escuchaba era mayor la aceptación hasta llegar a ser admirable su sonido en una gran concordancia, con lo que muchos pensaban que era imposible en el chamamé.

Fue justamente en Pueblo Viejo donde provocó una grata armonía sobresaliendo más aún en los chamamé lentos que obligó a bailarlo quebrando el silencio sepulcral que imperó durante la noche, más aún cuando se sumó al trío Augusto Ayala lo que produjo un acertado comentario ante la incertidumbre de qué podían hacer un violín y una guitarra de ocho cuerdas que cuando comenzaron la magia del sonido hizo que el público presente quería que no se bajaran del escenario donde tuvieron que prolongar la actuación ante los pedidos de una concurrencia que lo que quería era que no se prolongara con “¡una más!”.

 

(Adolfo Daniel Badaracco)

Contenido Relacionado