APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

23 de Abril de 2018 - Nota vista 546 veces

Artusi propuso medidas concretas para reducir el costo final de la energía

El diputado provincial, José Antonio Artusi (UCR en Cambiemos) presentó diversas iniciativas tendientes a lograr una reducción en el costo final del servicio de energía eléctrica en la provincia de Entre Ríos.

El legislador uruguayense consideró que “en su conjunto, los proyectos pretenden atacar los dos principales factores explicativos de los elevados aumentos que se han verificado en la facturación de la electricidad; por un lado la elevadísima carga tributaria, la más alta del país, y los desmesurados costos de distribución de las empresas concesionarias del servicio público. Combinados, estos dos factores explican que en provincias hermanas como en Corrientes o Misiones se llegue a pagar menos de la mitad que en Entre Ríos, para idénticos consumos. Y estos dos factores son netamente provinciales y deben resolverse por ende aquí, sin buscar como única reacción echar culpas en el gobierno nacional”.

CARGA TRIBUTARIA

En primer lugar, a través de un proyecto de ley se procura disminuir la carga tributaria que pesa sobre el consumo eléctrico.

En este sentido, en los fundamentos de la iniciativa el legislador radical señala que “esta altísima carga tributaria es ahora más evidente como consecuencia de los aumentos que han dispuesto las empresas distribuidoras concesionarias del servicio público en el marco de lo permitido por la adecuación del cuadro tarifario aprobado por el EPRE.

Estos aumentos se deben, en parte, a los incrementos verificados en el precio mayorista de la electricidad, que incluye el costo de generación y de transporte. Este precio mayorista tenía hasta la asunción del actual gobierno nacional un notorio y desmesurado atraso, que obligaba al Estado a desembolsar subsidios exorbitantes para garantizar la continuidad de las actividades de las empresas generadoras y transportadoras.

Estos subsidios a su vez generaban un enorme déficit fiscal, que impactaba fuertemente sobre los índices inflacionarios y hacía por lo tanto que el déficit energético sea pagado por los sectores más desprotegidos y vulnerables de la sociedad a través de una disminución del poder de compra real de sus ingresos.

El atraso tarifario, a su vez, fomentaba un escandaloso derroche y despilfarro en el consumo irresponsable de los sectores más acomodados, sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense. La decisión de ir recortando gradualmente esos subsidios, que todavía subsisten, fue por lo tanto acertada, toda vez que fue acompañada a su vez por medidas tendientes a morigerar el impacto de los aumentos en las familias de menor poder adquisitivo, tales como la tarifa social.

Sin embargo, es menester señalar que en provincias hermanas, que deben afrontar el mismo costo mayorista, empresas distribuidoras aplican cuadros tarifarios con valores sustancialmente inferiores, y además tienen una menor carga tributaria sobre el consumo. Estos dos factores explican que en Entre Ríos paguemos la energía mucho más cara”. El articulado del proyecto plantea reducir levemente los topes que tienen los municipios para fijar la alícuota de las tasas municipales, hoy del 16%, reduciéndolo a través de una tabla con criterio progresivo. Por otro lado, se propone una sustancial reducción del recargo provincial con destino al Fondo de Desarrollo Energético de Entre Ríos, y la coparticipación a los municipios del 50% de lo que se recaude por ese concepto, con destino a gastos de capital para obras de desarrollo energético y mejora de la eficiencia. Adicionalmente, se limita la facultad de otorgar discrecionalmente subsidios no reintegrables con recursos del mencionado fondo. Vale la pena recordar que con partidas del FDEER se subsidiaron instalaciones de iluminación de canchas de fútbol, rugby y hockey, en una clara desviación del sentido original que guió la creación del fondo. La coparticipación a los municipios evitará a su vez que algunos se vean beneficiados y otros perjudicados de manera injusta por decisiones arbitrarias del gobierno de turno. (Nota completa en El Heraldo Digital)


Contenido Relacionado