APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

Por el alza del Inmobiliario Rural - 13 de Abril de 2018 - Nota vista 728 veces

Crece el enojo de la Mesa de Enlace con Bordet

La Mesa de Enlace consideró que Bordet incumplió su promesa de que el alza no superaría el nivel de la inflación del año pasado, es decir el 25%.

Mientras la fortísima sequía desmoronó los rendimientos de los principales cultivos entrerrianos, el incremento del Impuesto Inmobiliario Rural (IIR) puede desmoronar las buenas relaciones entre el gobernador Gustavo Bordet y los dirigentes agropecuarios, que fue la característica saliente de la relación Estado-campo después de ocho años de urrikirchnerismo en donde la Casa Gris, en sintonía con la Casa Rosada, ninguneó en forma constante a los productores rurales.

Es que la dirigencia nucleada en la Mesa de Enlace juzgó “excesivo” el aumento del IIR y no ocultó su malestar ante las subas superiores al 50% con las que llegaron las boletas del gravamen. Por esta circunstancia, la Mesa de Enlace consideró que Bordet incumplió su promesa de que el alza no superaría el nivel de la inflación del año pasado, es decir el 25%.

Ruralistas, federados y cooperativistas, en un comunicado de prensa, expresaron su “malestar por el aumento desmedido del Impuesto Inmobiliario Rural del año 2018, que en esta semana ha comenzado a vencer, con muchos casos de aumentos superiores al 50%, sobre todo en zonas ganaderas y mixtas, que también el año pasado habían tenido el mismo porcentaje de aumento”.

Con este impacto, aseguran, “muchos productores no sólo tendrán una campaña lapidaria en sus resultados por el impacto de la sequía, sino que además deberán afrontar un aumento del impuesto muy por encima de la inflación”, a pesar del “compromiso” del Gobernador de que el mismo “no iba a superar el índice de inflación del año 2017”.

Vale recordar, en este sentido, que las subas en el IIR tienen un peso importante sobre la carga fiscal global de los establecimientos agropecuarios.

Las entidades, además, están preocupadas porque el decreto de emergencia agropecuaria sólo establece la prórroga de las dos primeras cuotas del Impuesto Inmobiliario Rural, lo que modifica “las pautas históricas que establecían las prórrogas por el período de la emergencia”.

Ante este panorama, las entidades pidieron “una urgente reunión” con Bordet para tratar estos temas, pero “hasta la fecha no hemos tenido repuesta”, se lamentaron.

La Mesa de Enlace, asimismo, solicitó un encuentro con las autoridades del Nuevo Banco de Entre Ríos SA para conocer qué medidas adoptará el agente financiero de la provincia para acompañar a los productores en la emergencia agropecuaria.

“A veces pienso que en las autoridades provinciales hay un desconocimiento total de la capacidad contributiva del campo, como así también de la clase media”, reflexionó Raúl Boc-hó, el presidente de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer).

Fuente: Dos Florines

Contenido Relacionado