APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

Ante la insistencia de vecinos  - 6 de Abril de 2018 - Nota vista 792 veces

El Concejo Deliberante aprobó una resolución de poco peso específico 

Presentamos  dos historias de los que ya sufrieron en carne propia el no poder pagar la energía eléctrica.

Ellos son Silvina y Luciano quienes relataron el 27 de marzo su situación, fue un día antes de entregar el petitorio al Honorable Concejo Deliberante. A más de tres meses sin pagar el suministro los cortes comenzaron, el Concejo ayer dictó una resolución al respecto.

 

Silvina vive en el barrio San Martín, desde el mes de diciembre hasta marzo no puedo saldar sus boletas. Al momento debe 18.700 pesos. Es madre de cuatro niños y no posee trabajo estable: “no sé cómo pagar tanta luz, mi trabajo es limpiando casas, no podría sacar esa plata de ningún lado, porque mi trabajo no es diariamente y fijo” aclara.

La respuesta recibida desde el proveedor de servicios fue que debe abonar, por lo que le ofrecieron un plan de pago, aunque debería abonar la primera cuota en abril.

Ella dice: “O sea, si no pago me excluyen del sistema, ahora tengo el aviso de corte, me dieron unos días para pagar y bueno… ya está tengo la suspensión del suministro, la verdad que es desesperante.”

Los primeros usuarios que no pudieron afrontar los gastos en la actualidad por medio de reuniones vecinales se plantean. “¿si no tengo para pagar de ningún modo la luz, tengo que cometer un delito y robarla?”.

“No quiero perder mi dignidad, no podemos estar robando luz ¿Qué les enseño a mis hijos?”, dice Silvina y continúa estaremos presentándonos en el Concejo Deliberante a ver que nos dicen.   

Luciano comparte su problemática.

Él vive con su familia (esposa y tres hijos) en la casa de su suegro en el barrio San Pantaleón, hace pocos días el mismo lamentablemente falleció, el medidor se encontraba a nombre del difunto. Esta familia tuvo un aumento que fue desde $600 pesos, en noviembre “llegamos a esta cifra cuidándonos mucho en casa”, dice, hasta $2238 mes de marzo.

Luciano es carpintero y su esposa da clases de apoyo escolar, “tengo título de oficial carpintero, pero mi trabajo es independiente y no es fijo, pan para hoy y hambre para mañana, por lo que hago otro tipo de changas”.

El padre de tres hijos se dirige a poner al tanto al servicio eléctrico sobre la muerte de su suegro y solicita un plan de cuotas para saldar su deuda.

 A lo que se le habría negado, puesto que solamente el titular realiza planes de pago (el titular es fallecido). Luego de una inútil conversación, se fue del lugar sabiendo que tiene que pagar la deuda.

En caso de pedir un nuevo medidor con su nombre, el monto adeudado se trasladaría al mismo y de igual forma tendría que pagar también la baja del medidor del fallecido. Lo que se resume en que no obtuvo ayuda, ni solución real.

Nos relata que al siguiente día: “Sin aviso previo, nos vinieron a sacar el medidor, en la mañana cuando nos levantamos para hacerles el desayuno a los chicos que se iban a la escuela, ya no teníamos luz”. O sea que por haber avisado que falleció mi suegro vinieron de inmediato a sacar el medidor. También se habría dirigido a concejales que “en ese momento ellos se apegaron a lo que dijo la Coop. el medidor no está a mi nombre… etc.”.

El Concejo Deliberante de Concordia resolvió:

5 de marzo, se dictó en el Honorable Concejo Deliberante la resolución N° 23.389  presentada por los concejales Cresto, Reta de Urquiza, Armanasqui, Bergalio, Cedros y Moulins. En la misma se solicitó al EPRE evitar la suspensión de cortes de luz por 180 días y prorrogar por el mismo plazo, si persiste la situación. Este pedido a la autoridad de aplicación se debe a que el vecino/a no puede afrontar los enormes aumentos de tarifas. Luego de haber sido tratada quedó aprobada por unanimidad.

La aprobación de esta resolución, no trae ninguna solución para quienes estuvieron en el recinto contando sus dramas,  es una actuación políticamente  correcta, pero los señores concejales firmantes tiene un poder  fáctico,  están al margen de los cauces por donde se podría encontrar una solución para este problema, no tienen autoridad, ni capacidad para influir políticamente en la situación que se está viviendo con el complejo tema de la energía eléctrica.

 Nos llama la atención que todo el cuerpo se sumó al original pedido de resolución, sabiendo que ya tenemos dictámen del Superior Tribunal de Justicia, referido a las facturas de la energía eléctrica, fue una presentación para «la tribuna» e insólitamente nadie quiso quedar antipático. 


Contenido Relacionado