APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Salud

24 de Marzo de 2018 - Nota vista 1362 veces

Diez falsos mitos sobre la salud de tus dientes

Son muchos los mitos dentales y remedios caseros que llegan a nuestros oídos por boca de amigos y conocidos o que leemos en páginas de Internet. Sin embargo muchos de ellos no son ciertos y pueden causar problemas a nuestra salud bucodental. Por todo ello, el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) analiza los más habituales y nos explica por qué no debemos creerlos.

Las caries de los dientes de leche no afectan a los definitivos: Falsa creencia que ha sido responsable de graves problemas en la dentición definitiva. La caries del diente de leche necesita ser tratada lo antes posible.

Comer chicle sustituye el cepillado: Falso mito muy extendido. Contribuye a generar más saliva y mejorar el PH pero en ningún caso puede sustituir a la seda dental, al cepillo interdental y al cepillo de dientes.

Con enjuagarse la boca es suficiente: Falso. El enjuague es un método complementario para mejorar la higiene dental pero en ningún caso es sustitutivo de un cepillado o el uso del hilo dental

Las muelas del juicio deben extraerse siempre: Solo deben extraerse cuándo su posición y desarrollo causen infecciones o problemas para el resto de los dientes. Cada caso debe ser evaluado por un odontólogo.

Las limpiezas dentales estropean o rayan los dientes: Falso. La limpieza dental sirve para eliminar la placa y el sarro que se deposita en los dientes y por tanto evitar futuras patologías, como la periodontitis, también conocida coloquialmente como “piorrea”. Es recomendable al menos una limpieza al año.

Los cepillos duros limpian mejor que los blandos: Falso. Todos los cepillos cumplen su función de higiene de igual forma, y está demostrado que los cepillos duros pueden provocar heridas en la encía del paciente.

El embarazo ocasiona pérdida de dientes en la madre por falta de calcio: Falso mito, durante el embarazo la alteración hormonal produce cambios en las encías aumentando el depósito de bacterias. Tienen un mayor riesgo de gingivitis y caries. Por eso las embarazadas necesitan extremar su higiene dental y acudir a revisión con el dentista durante el embarazo.

Las caries siempre duelen: Falso. Una caries puede estar presente en un diente, principalmente en el esmalte, sin que el paciente sienta dolor alguno. Así mismo, si la caries llega a la zona de dentina y el diente pierde la vitalidad de su nervio, puede no notar ningún tipo de dolor. El dolor se inicia cuando la infección se extiende a la dentina en contacto con bebidas frías o calientes o azucares. Si la infección llega el nervio, puede infectarse y el dolor aumenta. Las revisiones periódicas son la mejor herramienta para detectar a tiempo una caries.

Los dientes son los responsables del mal aliento: Esto es falso a medias ya que el mal aliento aparece por falta de higiene dental y acumulación de restos y bacterias. En ocasiones tiene su origen en problemas gastrointestinales.

Los implantes y las dentaduras postizas son para toda la vida: Nada es para siempre. Nuevamente la falta de higiene dental, la acumulación de bacterias y la propia fisiología del paciente afectan mucho a su duración. En cuanto a las dentaduras, los materiales deben ser sustituidos por su desgaste y contaminación. Los tejidos gingivales evolucionan con el paso de los años por lo que la rigidez de la prótesis puede generar molestias, razón por la que debe ser revisada o sustituida en la clínica.

Contenido Relacionado