APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Deportes

12 de Marzo de 2018 - Nota vista 524 veces

Vélez rescató un empate ante Rosario Central en un partido cargado de emociones

Igualaron 2-2, Matías Vargas y Rodrigo Salinas -reemplazante de Mauro Zárate- marcaron para el local, mientras que Alfonso Parot y Joel López Pissano hicieron los goles de la visita.

 En un partido a pura intensidad, Vélez y Rosario Central empataron 2-2 en Liniers. El encuentro válido por la fecha número 19 de la Superliga se disputó en Liniers.

 Vélez buscaba dejar atrás los rumores sobre una presunta pelea de Mauro Zárate con el entrenador Gabriel Heinze por haberlo sacado en el partido ante Racing. Con ese objetivo, el equipo local se volcó al ataque desde el comienzo. La insistencia en ofensiva dio sus frutos y, a los 12 minutos, Matías Vargas abrió la cuenta con una gran acción individual en el área.

 Pero la sonrisa le iba a durar poco a los de Liniers ya que Central no tardó demasiado en llegar al empate. A los 23’, tras un tiro libre, Alfonso Parot apareció para decretar el 1-1 con cabezazo certero.

 Vélez intentó sobre el cierre de la etapa, pero no estuvo fino en la definición. Zárate tuvo su chance con un disparo que tapó el arquero José Ledesma y Agustín Bouzat probó con un remate desde afuera del área que salió muy cerca.

 Sobre el inicio de la segunda aparte se iba a producir una acción que iba a cambiar el rumbo del juego. A los cuatro minutos, Fernando Zampedri fue en busca de una pelota al área, pero terminó levantando la pierna de manera temeraria y dándole una terrible patada en la cara al arquero César Rigamonti. El jugador de Vélez quedó tendido en el piso, inmóvil y necesitó de varios minutos para recuperarse. Increíblemente, el árbitro Federico Beligoy ni siquiera amonestó al de Central por su irresponsabilidad.

A pesar de que decidió seguir en cancha, Rigamonti pareció quedar algo confundido por el tremendo golpe. Pocos minutos después, Central hizo caer su valla por segunda vez en la noche. Tras un pelotazo largo, Zampedri -que debió ser expulsado- peinó el balón y se lo bajó a Joel López Pissano, quien enfrentó al arquero y definió al primer palo para sellar el 2-1.

 Vélez se fue en busca de la igualdad con mucho amor propio. Sobre los 33’, Heinze tomó una decisión que podría haber sido más que polémica: una vez más, decidió sacar a Zárate. Esta vez, quien entró en lugar de la gran figura del equipo fue Rodrigo Salinas. A diferencia de lo que ocurrió ante Racing, hoy la modificación le rindió sus frutos al “Gringo”. Solo dos minutos después de su ingreso, el ex Chacarita marcó el 2-2.

 Los minutos finales fueron a puro vértigo. Los dos equipos jugaron con todo en busca de una victoria, que se les negó por sus respectivas falencias en los últimos metros. Finalmente, repartieron puntos pero dieron un gran espectáculo.

 Vélez acumula dos fechas sin triunfos. Suma 22 puntos en la tabla de la Superliga y se mantiene por fuera de la zona de descenso, 14 unidades por encima de Temperley, el último equipo que perdería la categoría.

 En tanto que Rosario Central lleva tres partidos sin ganar. Suma 25 unidades y está expectante por ingresar a puestos de clasificación a la próxima Copa Sudamericana.

Contenido Relacionado