APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

22 de Febrero de 2018 - Nota vista 632 veces

Asumió el nuevo jefe del Ejército Claudio Pasqualini

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, al encabezar el acto de posesión del nuevo jefe del Estado Mayor General del Ejército, general Claudio Ernesto Pasqualini, sostuvo que el presidente Mauricio Macri “valora a las Fuerzas Armadas desde su profesionalidad y compromiso con los intereses de la Nación” y subrayó que “durante un largo periodo fueron estigmatizadas y castigadas”.

El ministro recordó además a los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, “como tantos hombres de armas que ofrecieron sus vidas en cumplimiento del deber, tanto como el supremo dolor de sus familiares, que constituyen la mejor prueba de la entrega patriótica que anima a nuestras instituciones militares”.

Aguad subrayó que en el aspecto salarial “se están corrigiendo los suplementos no remunerativos, que eran soluciones ficticias para el personal en actividad y una estafa para los retirados” y que en el aspecto previsional “estamos regularizando la situación de las múltiples demandas por juicios al Estado por haberes de retiro mal liquidados”. La ceremonia se llevó adelante en la plaza de armas del Regimiento de Patricios, con asiento en el barrio porteño de Palermo y asistieron el jefe del Ejército saliente, general Diego Suñer, los titulares del Estado Mayor Conjunto, teniente general Bari del Valle Sosa, la Armada, vicealmirante José Luis Villán y la Fuerza Aérea, brigadier mayor Enrique Amrein, el obispo castrense, monseñor Santiago Olivera y otras autoridades nacionales y agregados militares extranjeros.

Para Aguad, “de una buena vez debemos concretar el accionar conjunto, no sólo como una deuda impaga para nuestros héroes caídos y combatientes veteranos, sino como respuesta moderna a los desafíos actuales y de futuro previsible”.

El ministro admitió que “las nuevas amenazas, requieren actualizados conocimientos y el uso de los adelantos tecnológicos más adecuados, incentivando la capacitación del personal”.

Subrayó, además, que “es sabido que nuestro país está haciendo un formidable esfuerzo por poner de pie nuestra economía que fue desquiciada, donde nuestras Fuerzas Armadas también lo padecieron”, y “el espíritu militar no se rindió, y la calidad de nuestros profesionales da fe de ello”, sostuvo.

Sobre el diseño y el desarrollo de las instituciones castrenses, dijo que la “fórmula no será novedosa” y que “no habrá sorpresas” y que “está inspirada en las mejores experiencias, como está grabada en nuestra memoria desde la guerra del Atlántico Sur”.

Aseguró también que “la reconversión de las FFAA impone un trabajo coordinado para priorizar el equipamiento y diseñar el despliegue terrestre y las operaciones marítimas y aéreas, tanto como el control del ciberespacio”.

Por su parte, el general Pasqualini subrayó que “asumo hoy este difícil compromiso y me integro al equipo por el bien del Ejercito, de las Fuerzas Armadas de la Nación y de la Patria”.

El jefe del Ejército saliente, teniente general Diego Suñer, durante su mensaje de despedida rindió un tributo a “nuestros camaradas del submarino San Juan y a sus familiares”, y expresó su “agradecimiento” al presidente Macri “el haber depositado su confianza y por restituir la consideración, el respeto y el lugar institucional en reconocer al Ejército entre las instituciones permanentes de la Nación”.

Destacó además la “voluntad manifiesta de solucionar ilegales e injustas decisiones sobre las retribuciones de nuestro personal”, así como “solucionar definitivamente los problemas que generan una enorme falta de equidad y una onerosa carga por litigiosidad por el pago abusivo de sumas no remunerativas”. Para Suñer, en el marco de “una estrechez presupuestaria fue prioridad la educación del personal, las asignaciones a las unidades operativas, que son nuestra razón de ser, el adiestramiento operacional con absoluta transparencia, para contribuir a la acción conjunta y combinada para realizar el mejor aporte posible al sistema de la Defensa” y “brindar apoyo logístico a las fuerzas de Seguridad cuando fue necesario y en ayuda a los damnificados por catástrofes naturales y por la integración con los Ejércitos de Chile, Brasil, Paraguay, Perú y Uruguay”.


Contenido Relacionado