APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Deportes

30 de Diciembre de 2017 - Nota vista 357 veces

Peterhansel: el más fulgurante del Rally más largo del mundo

Con más de 500 participantes, la carrera que comenzará el 6 de enero reúne pilotos que construyeron su prestigio no sólo en el rally que se correrá por cuadragésima vez, sino también en otros deportes mecánicos. En esta edición, buscan engrandecerse aún más.

  En la categoría de las cuatro ruedas es en la que brilla la estrella más importante de la carrera más difícil del mundo. Todos quieren verlo pasar a él, a “Monsieur Dakar”, el “Señor Dakar”. Stephane Peterhansel es el participante más exitoso. En Motos y en Autos el francés encandiló, no sólo por ser el corredor con más triunfos totales con 13, sino porque demostró que su pericia conductiva es igual de sobria y veloz, en dos ruedas como en cuatro. Un deleite para los amantes del manejo a campo traviesa que siguen la prueba desde hace 40 ediciones, 24 con la presencia del francés. Desde que la prueba se disputa en Sudamérica, Peterhansel ganó cuatro de las nueve ediciones con dos escuderías distintas, un detalle no menor. El francés fue convocado por Peugeot en 2015, cuando la marca del “león” decidió retornar al Dakar tras 25 años de ausencia con el modelo 2008 DKR. “Demoró” apenas una edición en llevar a la máquina a lo más alto del podio en 2016. En la temporada pasada Peterhansel, con el nuevo 3008 DKR, se fue derecho a una nueva victoria.

 Pero no le fue nada fácil porque su compañero de equipo combatió hasta el último día. No podía ser de otra manera porque Sébastien Loeb llegó al Dakar en 2016 e inmediatamente empezó a cumplir con las expectativas que generaban sus antecedentes en el rally mundial. El galo es el piloto más laureado en la historia del automovilismo con nueve títulos mundiales y fue otro que no dudó en embarcarse en la propuesta de Peugeot.

 También están en el firmamento dakariano estrellas como el qatarí Nasser Al-Attiyah. Poseedor de un alto carisma al volante de cualquiera de las máquinas que manejó, ya sea BMW, Volkswagen, Hummer, Mini o la presente Toyota Hilux, él también acompaña su don al volante con una encantadora personalidad.

 El qatarí, que es también medallista olímpico en tiro, es de los pilotos más simpático con el público y la prensa. Cuenta con un particular dato: en Sudamérica, en todas las ediciones, incluso en las que abandonó, siempre ganó una etapa.

 Otro que llegó desde el rally es Carlos Sainz y tras 11 participaciones todavía no plasmó todo el éxito de su especialidad anterior en el Dakar. El español construyó su estrellato por decantación del rally, pero también gracias al triunfo en el Dakar 2010 y a abandonos con ciertas singularidades.

 Cyril Despres transpoló su popularidad en motos, a los autos y en 2018 se potenciará porque el francés estará entusiasmado por el tercer puesto de 2017. La estrella quiere sumarse a la selecta lista dakariana de participantes que ganaron en dos categorías.

CUATRICICLOS

Desde que la carrera llegó a Sudamérica, se encendió un romance entre los pisos de esta parte del mundo y los cuatriciclos. En la época africana eran poco más de un puñado de pilotos en la salida; en 2018, serán 50 las máquinas que partirán desde Lima. Argentina tiene un vínculo especial con los “cuatris” con cinco títulos repartidos entre los hermanos Patronelli, Marcos y Alejandro, que no estarán presentes. La posta de estrella la tomará, por ejemplo, el polaco Rafal Sonik ganador en 2015, uno de los tres europeos que irrumpió en el dominio Sudamericano desde 2009.

 Precisamente, los otros dos, el checo Josef Machacek y el ruso Serguéi Karyakin, también correrán. En Karyakin vale hacer una pausa porque con su consagración del año pasado rápidamente se convirtió en estrella. “No quiero que la gente piense que tuve suerte. Ganar una segunda vez será más difícil, pero probará que mi primer éxito no fue un accidente”, contó el ruso. El europeo dominó perfectamente en su cuarta participación el cambio extremo de clima, de los 40 grados bajo cero que puede haber por estas épocas en Rusia, a los casi 50 grados en Sudamérica.

 Todos ellos deberán cuidarse del ganador de 2014, Ignacio Casale, el piloto chileno que, con algún problema físico el año pasado, lograba plantarle batalla a Karyakin y finalizaba segundo. También Pablo Copetti, tercero en 2017, y el joven Jeremías González Ferioli, 2° en 2015, serán las estrellas argentinas que acelerarán sus cuatriciclos al máximo.

  • TEMAS DE LA NOTA:
  • RALLY

Contenido Relacionado