APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

Sergio Urribarri arengó al peronismo - 27 de Octubre de 2017 - Nota vista 699 veces

“Seguir fuertemente alineado al Gobernador”

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri, dio a conocer una serie de “reflexiones que a mi humilde entender, explican el resultado electoral del día domingo 22 de octubre y cuestiones que el conjunto del peronismo debería tener en cuenta hacia el futuro”

La marcada mejora de la perspectiva económica que empezó el día después de las PASO, cuando, impactado por el triunfo de Cambiemos, el mercado baja el dólar y tranquiliza la economía. La sensación de que este camino era el menor riesgo, fue muy fuerte. De hecho, además de la confianza económica, subió la imagen de Macri en 10 puntos. Volvieron a ponerlo en los spots televisivos!

Más del 60% de las personas dicen en las encuestas que estaban mejor en 2014 que ahora, en términos económicos. Aun así, muchas de esas personas votaban a Cambiemos. No es casualidad que Michetti llamó héroes a los electores que aún no recibieron los beneficios del cambio, pero votaron a Cambiemos, anteponiendo cuestiones nacionales a las personales.

Ni en las PASO, ni en las generales, nuestro Gobernador logró provincializar la disputa. Ésta siguió siendo nacional. La gente votó en Entre Ríos con la cabeza puesta y con juicios de valor sobre lo que veía de la escena nacional y de la provincia de Buenos Aires. Si la elección no logró provincializarse, imagínense cómo podría haberse municipalizado. De ahí que en localidades con gestiones gobernadas por Cambiemos, y mal evaluadas, hayan logrado triunfos importantes, y en otras localidades que gobierna el PJ y tienen un alto nivel de aprobación, hayamos perdido. La fuerza movilizadora anti-peronista fue mayor que la del 2008, porque en aquel entonces, para gran parte de los argentinos, aún el PJ era certeza de gobierno por dos años más a nivel nacional. Hoy no los somos, el partido ha quedado relegado a las peleas, a la desorientación y a los problemas internos que sobrevinieron después del 2015.

Lo que les puedo asegurar, es que no había barrera en el mundo que parara esta oleada en una provincia como Entre Ríos, ya que esto no es ni Formosa, ni San Luis, ni Santiago. Fíjense que hasta al salteño lo volaron por los aires. Y también les puedo asegurar que tampoco se trata de errores “personales”. Así Gustavo hubiera atendido uno por uno personalmente a cada compañero, el resultado hubiera sido más o menos parecido.


Contenido Relacionado