APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

18 de Octubre de 2017 - Nota vista 1755 veces

Tenía Síndrome de Down y murió al caer desde un séptimo piso: acusan al padre

Una gran conmoción existe entre los vecinos de La Plata desde el martes pasado, ya que esa noche lluviosa, Renzo, un nene de 7 años con Síndrome de Down, cayó al vacío por la ventana desde el séptimo piso de la casa de su padre.

Pensaban que se había tratado de un accidente, pero la mamá de la víctima sorprendió a todos con una grave acusación. "No fue accidental".

La madre hizo estas declaraciones durante una marcha sucedida ayer martes para pedir justicia y responsabilizó directamente al padre de su hijo y su nueva pareja con quienes aparentemente mantenía una relación de violencia doméstica. Renzo vivía con su papá, Diego Villanueva, quien tenía su tenencia. Según las primeras versiones después de la tragedia, estaba jugando en una habitación que da a un patio interno cuando se le cayó un jueguete. 

"Se asomó por sobre la ventana, perdió el equilibrio y cayó al vacío”, explicaron en ese momento según testimonios de su padre. Los médicos de emergencia que acudieron al lugar, no pudieron salvarlo a pesar de todas las maniobras de reanimación que intentaron y desde entonces la causa quedó caratulada como “averiguación de causales de muerte”.

La versión que aportaron la mamá y la hermana de Renzo en las últimas horas dio un giro imprevisto en la investigación. Las dos mujeres desconfían del accidente y acusan directamente al padre del chico y su mujer de haberlo "tirado" por la ventana. "Él no levantaba las persianas y no hubiera podido treparse a una ventana que le llegaba a la cintura”, planteó Angela Donato al diario local El Día y aseguró que su hijo conocía los riesgos y que además le tenía miedo a las alturas.

La progenitora descartó rotundamente la teoría del accidente, que actualmente estaba siendo manejada por la Justicia como la hipótesis principal, en la que se cree que el nene, que tenía síndrome de Down, cayó por el balcón para intentar buscar un juguete, mientras estaba en la habitación del inmueble ubicado en 9 entre 55 y 56. “Renzo no se tiró: sabía de los peligros y creció en un departamento. Era consciente de todo y su padre tiene infinidad de denuncias por violencia”, contó la mujer. 

La mujer agregó que le seguía entregando el nene al hombre porque “la jueza de familia me obligaba”. Acerca del incidente, mostró sus dudas: “¿Qué hacía un nene de siete años solo? Él no trepaba ni tampoco era alguien temerario. Esa noche la ventana estaba abierta de la nada”. Sin dudar, aseveró: “Fue su papá (el que lo tiró), fue él junto con su mujer. Él nunca lo quiso, nunca pudo ver más allá de su síndrome. Veía a Renzo pero no lo veía a él, sino a su problema. Se avergonzaba del nene y él no quería ir con su padre, se quería quedar conmigo”.  

En su denuncia, la hermana del pequeño asegura que el nene “vivió siete años en un dúplex y no se acercaba a una ventana ni de casualidad” y que volvía de la casa del padre “todo golpeado”, lo que habría derivado en una denuncia “de un pediatra”.

Contenido Relacionado