APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

10 de Julio de 2017 - Nota vista 533 veces

Ministra Velazquez: «Son 310.000 los entrerrianos sin cobertura»

La ministra de Salud Sonia Velázquez destacó que se apunta a fortalecer «la red integral del sistema de salud» Instó a aceitar «en el componente organizativo» para distribuir equitativamente los recursos.

Sonia Velázquez avanza hacia el primer mes de su gestión como ministra de Salud de Entre Ríos, un cargo que le deparó múltiples desafíos en diferentes frentes, pero que le impone la necesidad de avanzar hacia un nuevo modelo político-sanitario. Es que no se puede soslayar el perfil que trató de darle Ariel de la Rosa, en el año y medio que ejerció como ministro, en sintonía fina con la conducción de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), encabezada por el diputado provincial José Allende. Esa forma de conducción le costó una causa penal por supuestas amenazas a una funcionaria que todavía se está tramitando en la Justicia entrerriana y su posterior salida del gabinete provincial. La licenciada en Trabajo Social habló de los coletazos que dejó el caso, pero también de otros temas en una extensa entrevista brindada a UNO. Admitió su preocupación por los miles de entrerrianos que no cuentan con cobertura de seguridad social, así como el golpe que significa el recorte de programas nacionales.

-¿Qué balance hace de estos primeros 27 días en el cargo?

Lo que inicialmente se hace en una gestión es revisar el tema presupuestario, estudiar el componente de la red sanitaria por la situación crítica de la campaña de invierno. Y también se debe analizar la red integral del sistema de salud, tanto pública como privada: son más de 330 efectores de salud de primer nivel de atención, en el sistema público, más 65 hospitales que conforman la red y que se distribuyen en todos los departamentos de la provincia. En ese marco es donde nosotros tenemos que interactuar rápidamente, porque hay efectores que funcionan los 365 días del año. Esa fue la primera etapa en las primeras semanas, después de conformar nuestro gabinete en las horas iniciales. Esta cartera debe ser de las más complejas del gobierno provincial, habida cuenta que en el proceso salud-enfermedad intervienen un sinfín de determinantes que contemplan a lo social, con lo económico, con hábitos de vida que dependen de la comunidad o de las personas. El perfil epidemiológico en esta provincia ha venido virando, desde lo que eran las enfermedades más transmisibles hacia las enfermedades crónicas no transmisibles.

-¿Con qué panorama se encontró en el nivel de atención primaria?

Entre Ríos tiene una importante oferta de sectores de salud , que están distribuidos geográficamente en distintos puntos. Estamos fortaleciendo a los equipos de salud, para que puedan trabajar con una organización de servicio que partan desde tener sus áreas programáticas determinadas, trabajar con población nominalizada, es decir que puedan saber con nombre y apellido quienes son y donde viven estos sujetos de derecho que están bajo mi responsabilidad sanitaria. Estamos ordenando las competencias que tienen que ver con las capacidades resolutivas exclusivas del primer nivel de atención, con el objetivo de no sobrecargar los hospitales con atención que tenga que ver con bajo riesgo. Y los hospitales que queden para un nivel de mayor complejidad. Esta es una organización del sistema que nos va a llevar un tiempo. Venía trabajando en esta gestión en distintos niveles de responsabilidad, más que nada asociado al componente de programas, normativas y demás. En los últimos dos meses estuve trabajando en un centro de salud. No son terrenos desconocidos para uno, pero sí cuando se está al frente de una cartera requiere que pongamos a funcionar los niveles directrices para organizar el sistema. En el sistema de salud es muy importante el componente organizativo y a veces no significa que no haya recursos si no que los mismos no está distribuidos equitativamente. Suele suceder que duplicamos los mismos recursos para una misma atención, y en oportunidades la población que más necesita queda sin atención porque trabajamos con este modelo más antiguo en función de la demanda. Se debe trabajar en forma planificada.

  -¿Cuentan con un presupuesto acorde para la demanda?

Contamos con un presupuesto aprobado por la ley de leyes, planificado en el semestre anterior. Tenemos un presupuesto importante, pero estamos muy atentos a dos factores que están incidiendo en gran medida en el sistema sanitario: uno es el componente de medicamentos, en el que se visualiza una cierta desregulación con las compañías farmacéuticas. El precio de los medicamentos se nos ha disparado, entonces no hay presupuesto que de abasto cuando no hay regulación en el mercado con el componente de insumos que tanto incidencia tiene en las arcas de una provincia.

Y el otro componente está vinculado a la caída del salario, y ello lleva a que se incremente la población sin cobertura de seguridad social. Para el componente perinatal que engloba a embarazadas y partos, el sector público está absorbiendo cerca de un 30% más de lo que absorbía el año anterior. Hemos tenido que disponer refuerzos de partidas a los hospitales, lo mismo que a los centros de salud. La red también está absorbiendo la atención del grupo etáreo de adultos mayores, por algunos convenios que había con el PAMI. En todos los grupos de edades, son 310.000 entrerrianos sin cobertura de seguridad social. Es un grupo importante que tiene como único lugar de atención la red pública. Siempre está como desfasado el presupuesto, en función de un modelo de gestión más orientado a lo asistencial cuando la planificación ha resultado ineficaz.

Contenido Relacionado