APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Opinión

por Pablo Sánchez - 8 de Julio de 2017 - Nota vista 7405 veces

La vida es nada si la libertad se pierde

Con este pensamiento atribuido al General Belgrano, quise comenzar esta nota referida a la conmemoración del Día de nuestra Independencia. Una independencia que a lo largo de 200 años de historia ha tenido progresos y retrocesos como en este momento.

Me hubiera gustado comenzar con un grito potente ¡Viva nuestra Independencia! pero no puedo, porque ¿qué argentino bien nacido puede dar ese grito cuando «un juez de los EE.UU. nos da órdenes de lo que debemos pagar y cómo, ¿cómo gritar alborozado que somos libres, si el Fondo Monetario Internacional viene a controlar la administración económica en nuestro país?, ¿cómo estar contentos si vemos que las importaciones de productos extranjeros invaden nuestro mercado, contribuyendo a la destrucción de nuestra industria nacional. . .? ¿Cómo estar contentos, si se endeuda el país por varias generaciones?, podría seguir enumerando situaciones que hacen, que no pueda estar feliz en este 9 de Julio. Pero me dejaré guiar por el espíritu libertario de nuestro pueblo de Mayo; de la proclama de Independencia de los Pueblos Libres, aún antes que la realizada el 9 de julio de 1816; del tucumanazo realizado por Laprida y delegados de casi todas las provincias que se reunieron en una casa para proclamar y gritar ¡Viva la Independencia! ¡Somos Libres!

  Se estremecieron cerros y quebradas, y las mismas cordilleras saludaron ese grito que se hizo eco majestuoso, con acento de gauchos, de aborígenes, de pueblo y conmocionó a los habitantes de este suelo, que orgullosos vieron flamear en el cielo los colores celeste y blanco.

Algunos de los grandes como el Gral. San Martín dijeron:

«Cuando la Patria Peligra todo está permitido, excepto no defenderla».

Mucho tiempo después Jauretche pensador argentino sentenció:

«Si malo es el gringo que nos compra, peor es el criollo que nos vende»

O como agregó Manuel Ugarte, un escritor:

«Ha llegado la hora de realizar la Segunda Independencia» «Allí donde hay un territorio latinoamericano en peligro, allí está nuestra patria», porque somos indios, negros (podemos agregar también descendientes de italianos, españoles) pero somos lo que somos y no queremos ser otra cosa.

Quizas faltó vuelo poético, para referirme a esta fecha patria, pero pudo más la realidad que vivimos, con su injusticia. Pero y a pesar de todo, lo que no nos puede faltar es la esperanza y la voluntad de seguir luchando por una nueva independencia. Una independencia que no debe ser solo para una parte, sino para todo el pueblo argentino.

Señor Fuente de toda Razón y Justicia, a quien invocaron nuestros próceres, ayúdanos a trabajar por una independencia plena y definitiva, para que en poco tiempo podamos oír el ruido de rota cadenas, y cantar con fervor patrio

¡LIBERTAD, LIBERTAD, LIBERTAD!


Contenido Relacionado