APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Salud

30 de Julio de 2022 - Nota vista 502 veces

Salud intestinal

Por mucho tiempo restamos importancia a este órgano cuyo equilibrio y salud repercuten de manera directa e indirecta en el bienestar de nuestro organismo.

Lo llamamos el “Segundo Cerebro”, aunque ese concepto podría cambiarse a nuestro “Primer Cerebro” ya que embrionariamente se forma antes que el Sistema Nervioso Central. Nuestras emociones no pasan desapercibidas ante él: Dolor de panza, Inflamación, Diarrea, Tránsito lento, Colon Irritable son solo algunos de los síntomas que refieren los consultantes.

Podemos encontrar más de 600.000 neuronas que se comunican con nuestro cerebro constantemente, por lo que podemos considerar que cuidar de la salud de nuestra MICROBIOTA INTESTINAL es un hecho primordial.

¡Nunca estaremos solos! ¿Sabías que convivimos con miles y miles de microorganismos vivos? Entre ellos se encuentran las bacterias, las hay benéficas y también patógenas (estas últimas serían las que no nos hacen bien). Cuando hay un desequilibrio de nuestra MICROBIOTA INTESTINAL (Antes llamada Flora Intestinal), se produce una DISBIOSIS, por lo tanto hay más bacterias malas que buenas y eso provoca mucha sintomatología como las que nombramos al principio y muchas otras más como cansancio, dolores de cabeza, bajas defensas, caída de cabello.

¿Sabías que en tu intestino se absorben nutrientes que provienen de la digestión de los alimentos? ¡También por eso es fundamental para la vida! Las células del intestino están pegaditas una a las otras y poseen microvellosidades que justamente son las encargadas de ingresar los nutrientes. Estas uniones que son muy estrechas pueden no estarlo en determinadas situaciones produciéndose una HIPERPERMEABILIDAD INTESTINAL o INTESTINO PERMEABLE y de esta manera, pasan a la sangre sustancias que no deberían, como por ejemplo el GLUTEN, que es una proteína muy grande que en situaciones de equilibrio no ingresaría directamente. Nuestro organismo lo detecta como un EXTRAÑO y es por eso que nuestro sistema inmune (los soldaduras que nos defienden) se desencadena provocando INFLAMACIÓN y MALABSORCIÓN.

¡Manos a la obra! Te invito a comenzar a pensar en cuidar de tu salud intestinal para alcanzar un estilo de vida mejor. Cuando consultes con tu nutricionista de confianza asegúrate de que juntos puedan planificar un plan de alimentación ideal para vos. He aquí algunas pautas que pueden ayudarte: Consumo de PROBIÓTICOS: Suplementos, Yogur natural, Kefir (bebida fermentada) etc. Consumo de PREBIÓTICOS (Son el alimento para que tus bacterias se mantengan) como por ejemplo: CEBOLLA, PUERRO, AJO, ESPÁRRAGO, ALCACHOFA, ARROZ Integral, Banana verde (almidón resistente), Plátano (con esta fruta se hace una preparación llamada Biomasa donde el plátano se debe cocinar), Almidón resistente: Por ejemplo cuando cocinamos la papa, el arroz y pastas y luego lo llevamos a heladera para enfriar y luego lo consumimos (podemos recalentar), Psillium, Suplementos.

Reduce el consumo de alimentos ultraprocesados: cuánto más casero y menos paquetes mucho mejor!

Gracias por leer hasta aquí!


Cecilia Giménez Sampieri

Licenciada en nutrición

Miembro de ADELIN

Contenido Relacionado