APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

Por Dario H. Garayalde para El Heraldo - 9 de Octubre de 2021 - Nota vista 1842 veces

La plaza España: Sus orígenes

Ya que se están realizando algunas reformas a la “Plaza España” de nuestra ciudad, creo que es bueno refrescar algunos datos sobre sus remotos orígenes. Confío en que las reformas no sean un simple “lavado de cara” y se coloquen baldosas o mosaicos con alguna reminiscencia española, como las existentes en Mendoza o en Montevideo, ambos hermosos sitios, y que al menos valga la pena lo que se está realizando y aprovechar la oportunidad para embellecerla de manera apropiada con buen asesoramiento.

Desde la fundación de la ciudad de Concordia, el arroyo también denominado Concordia, era un obstáculo para la comunicación del sector más céntrico de la ciudad con la zona oeste, determinando la existencia de amplios sectores baldíos y sin ningún tipo de poblamiento salvo algunos ranchos dispersos en toda esa extensa geografía. Si bien había sectores del arroyo por donde era franqueable, en los días lluviosos y subsiguientes era imposible su paso ya que era mucho más profundo de lo que es hoy. Dentro de los grandes sectores vacíos, se encontraba una fracción de tierras públicas sin construcción ni propietario alguno.

Este sector de tierras baldías de considerable extensión eran un inmenso potrero que comprendía desde el terreno adonde luego se construiría la Cárcel Pública, hasta la actual plaza España y siendo todo esto lo que se denominaba Corral del Estado y luego “La Tablada” con su balanza pero siguió quedando baldío. Todo ese sitio era conocido como la Plaza de La Tablada que era un sitio de concentración de carros y carretas de abastecedores de la ciudad. En 1847 dejó de ser Corral del Estado y las autoridades dispusieron hacerlo cercar con alambre para evitar el ingreso de animales. Así permaneció varios años sin que se le diera utilidad alguna. Ya en ese año, figura como propietaria de ocho manzanas linderas Rosario Díaz y del otro lado hacia el norte, Andrés Rebasquín propietario de cuatro manzanas en 1847.

Muchos sectores cercanos y aún dentro del predio se transformaron en zona de hornos de ladrillo. Al este del solar se encontraba un brazo del arroyo Concordia denominado “Arroyito del Camposanto” (actual calles Alem y Laprida) ya que allí se había transformado en el Camposanto de la ciudad, y fue el primer cementerio existente ya que la Ley de 1824 se suprimió la costumbre de sepultar dentro de los templos o en sus terrenos adyacentes. Recién en 1852 se inauguraría el denominado hoy “Cementerio Viejo”, en Humberto 1º entre Ramírez y Sargento Cabral.

Con la designación del primer Intendente de Concordia en la persona de don Federico Zorraquín, con un Concejo Deliberante en funciones, se dispuso por una Ordenanza del 13 de febrero de 1873 darle una denominación, “Plaza Constitución”.

Todo ese sector de la ciudad, por ser la zona más alta con relación al resto (como sigue siendo hoy) se denominó “La Cuchilla” y esto también fue la razón de la existencia del arroyo, ya que el declive alimentaba su curso sumado a las diversas vertientes en su trayecto.

El aislamiento del sector concluyó en 1890 con la construcción del primer puente tendido sobre el arroyo Concordia a cargo de la empresa Pedro Pusterla & Cía que fue inaugurada el 22 de agosto de 1890 durante la intendencia de D. Fernando García con un costo de $ 1.500.-

En el año 1900 por iniciativa del concejal don Marcelino Bruno se elevó un proyecto para que se denominara “Plaza España” a la denominada antiguamente “Plaza Constitución” en consonancia con la buena relación con España y la proximidad del año del Centenario de la Revolución de Mayo.

El Departamento Ejecutivo lo aprobó el 25 de junio de 1900.

El busto de Domingo Faustino Sarmiento, obra del escultor Luis Perlotti fue colocado en 1932.

Con posterioridad fue inaugurado un mástil para izamiento de la bandera. Este fue colocado por iniciativa de ex alumnos de la Escuela nº 24 “Justo José de Urquiza” durante la Intendencia del Dr. Andrés Rivara.

Contenido Relacionado