APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

30 de Abril de 2021 - Nota vista 809 veces

La ciruela, despide el verano y llega al otoño

Generalidades sobre la ciruela Es una fruta del árbol llamado ciruelo, nombre común de varias especies arbóreas pertenecientes al sub género Prunus. Es una drupa, es decir un fruto carnoso con una sola semilla leñosa, tipo carozo.

Al menos aquí, en Buenos Aires, nos acompaña varios meses, comienza en la primavera y se consigue hasta bien pasado el otoño.

Sigo con algunas recetas simples, familiares, deliciosas con ciruela, fruta que aprecio mucho y está frecuentemente en mi mesa. Es además funcional, ya que generalmente se conservan varios días en la heladera, se van eligiendo de acuerdo a su madurez y no son efímeras como otras frutas de la misma temporada.

Todas las variedades son aptas para elaborar postres, personalmente prefiero las más ácidas de piel oscura y pulpa roja o rosada. Si abro mi corazón mi preferida es la llamada “ciruela remolacha”. Duran apenas unos 15 o 30 días en el mercado. Agradezco a algunos fruteros, que me recuerdan su llegada.


Confitura de Ciruelas

En términos generales, llamamos confitura, cuando la fruta permanece entera y no es una mezcla homogénea como ocurre con la mermelada.

Lavar bien las ciruelas, colocar en un olla gruesa bien tapada, a fuego bien bajo hasta que comience a abrirse la fruta. Dejar enfriar para poder sacar los carozos y los cabitos, romper las ciruelas lo menos posible. Volver a la olla, rociar con el azúcar y el jugo de medio limón y cocinar a penas tapado hasta que se disuelva el azúcar. Luego destapar y seguir evaporando hasta lograr el punto dulce. No hay que re cocinar para que no pierda su color intenso. En frascos limpios, que previamente espolvoreo con alcohol y dejo evaporar, se conservan incluso sin pasteurizar todo el invierno.


Clafoutis

Es un postre regional francés de la zona de Limousin, el centro de Francia.

Una especie de crepe grueso, realizado en la región de origen con una cereza pequeña y de piel negra. Hoy es un postre internacional y se prepara con todo tipo de fruta.

Por extensión, la Nueva Cocina lo elabora también con variadas hortalizas.

Hoy para mi clafoutis, la elegida es la ciruela y me gusta especialmente realizarla con las de piel oscura y pulpa roja.

Lavar bien 500 g de ciruelas, cortarlas en gajos quitando el carozo. Colocar los trozos de fruta en una terrina o asadera bien en mantecada apta para la mesa (aproximadamente 26-28 de diámetro). Luego verter el siguiente batido: Batir a blanco 3 huevos con 75 g de azúcar, unir 200 c.c. de leche con 100 g de harina 0000. Perfumar con vainilla, ralladura de naranja y ½ c. de sal. Verter sobre las ciruelas, cocinar en horno 180°C hasta que coagule la mezcla y apenas se dore. Terminar con azúcar impalpable en el momento de servir.


Crema de Ciruelas Bicolor

Licuar 2 tazas de la confitura de ciruelas y tamizar, hasta lograr una crema espesa y de textura suave. Colocar el contenido de 1 taza en el fondo de 4 o 6 copas y reservar. Con la otra porción, agregar 200 c.c. de crema de leche bien fría, batir hasta lograr una crema chantilly de ciruelas a medio punto, no muy sostenida y de un hermoso color rosado. Verter sobre las 4 copas y disfrutar un postre fresco y delicioso. Servir bien fría, resulta deliciosa y simple de elaborar.


Crumble de ciruelas

Rallar grueso 100 g de manteca bien fría sobre 200 g de harina 0000 y 100 g de azúcar molida. Perfumar con esencia de vainilla, ralladura de limón, pizca de sal y canela a gusto. Colocar en el fondo de una tartera tipo 26 en mantecada, la mitad de los grumos y apisonarlos con el fondo de una cuchara. Colocar los gajos de las ciruelas y distribuir el resto de los grumos. Hornear a 180°C hasta dorar. Una media hora, según el horno. Servir tibio con un copete de crema batida con poca azúcar, si es tu gusto espolvorear con una poquito de canela.




Buen apetito

Otilia Kusmin 

Contenido Relacionado