APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

9 de Enero de 2021 - Nota vista 842 veces

Cómo el coronavirus aisló al mundo audiovisual

Coronavirus, esa palabra que, durante casi dos meses hizo que todo un planeta se paralizace. Los origenes de este virus se remontan a diciembre de 2019 en la localidad china de Wuhan. Al principio se dijo que el coronavirus apareció en un mercado de mariscos e incluso se llegó a la teoría de que fue creado en un laboratorio de la República Popular de China.

Fuera como fuese ese pequeño ente ha llegado a convertirse en una pandemia.

Conspiraciones aparte, lo peor está por llegar. Numerosos expertos aseguran que las medidas adoptadas por el gobierno para reducir el número de contagios están haciendo que la economía mundial vuelva a caer en una recesión. Incluso muchos auguran que será mucho peor que la de 2008. Tal y como está conformado nuestro mundo, cualquier sector depende de un nivel de ganacias monetarias. Si el dinero va mal, todo lo demás también. Incluso en el cine y la televisión, claro.

CORONAVIRUS

IGUAL A RODAJES CONGELADOS

Hace un año si nos hubiesen dicho que las calles iban a estar desiertas habríamos respondido con que ese es un buen chiste y habríamos seguido como si nada. Pero el momento llegó y la realidad superó a la ficción. O mejor dicho, la paralizó… Sí, ahora pasará un largo tiempo hasta que podamos ver en la gran pantalla aquellas superproducciones, que con su música, sus diálogos e historias nos trasladaban a un mundo en el que todo era posible.

Pasará un buen tiempo hasta que podamos volver a la normalidad, y en Hollywood lo saben bien. Tanto que la entrega de galardones de la gran fiesta del cine americano de este año corre peligro. Pero es que también muchas producciones han parado su maquinaria, algunas en procesos más avanzadas que otras.

Todo ello ha obligado a trastocar el calendario de cintas como el live-action de Mulán. El largometraje, que debería haberse estrenado el 27 de marzo, se ha visto aplazado para julio. Otras obras audiovisuales que deberán posponer su visionado en la gran pantalla son Fast and Furious 9, Operación Camarón, Misión Imposible 7, y así otro muchos ejemplos.

LOS PREMIOS

TAMBIÉN ESTÁN AFECTADOS

Pero esta situación no solo afecta al cine. También incumbe a otras ramas del sector audiovisual como la publicidad o el doblaje. Muchas empresas, para mantener sus ingresos se han visto obligadas ha realizar algunos Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Pero en los casos más graves hasta despidos.

TACEE es un sindicato formado por trabajadores del sector audiovisual. Elaboraron una lista de todas las producciones que se han visto obligadas a despedir temporalmente. Además, los festivales más conocidos de promoción del séptimo arte también han visto afectada su fecha de celebración.

En el caso del festival de Cannes, está planteándose tomar una medida nunca antes vista en su historia. Quieren unirse con otros festivales para que se pueda celebrar un único evento. Una forma de reconocer el trabajo de todos los nominados.

LAS TELEVISIONES GANAN Y SE ADAPTAN

Aunque las salas de cine tardarán tiempo en llenarse lo cierto es que a las televisiones no les pasa lo mismo. El confinamiento ha hecho que muchas personas tengan más tiempo libre del que desearían y eso ha disparado el consumo de la pequeña pantalla. Ello ha ocasionado que se lleguen a niveles de audiencia muy superiores a los de los últimos años.

Del mismo modo, la televisión no es ajena a la vida real. Las personas que hacen y participan en los diferentes programas que nutren las parrillas son humanos como cualquiera, con sus debilidades, problemas, familias… Es por ello que estos espacios han adoptado medidas escepcionales para tener seguridad en su entorno de trabajo.

SALAS DE CINE

DESIERTAS, SALONES DE CASA REPLETOS

No cabe duda que antes las grandes plataformas de streaming que ofrecían contenido audiovisual sin salir de casa eran la némesis de las salas de cine. Pero como hemos dicho, los tiempos están cambiando y ahora esa enemistad se ha convertido en una amistad sin precedentes. Algunas productoras han optado por estrenar largometrajes de forma online para posteriormente incluirlas en su propia plataforma.

EL DOBLAJE QUE SACA UNA SONRISA

¿Te imaginas a los de CSI Miami aconsejándonos que no salgamos de casa? O a Ana, de Frozen, recordándonos que pronto saldremos a la calle? Pues esto es precisamente lo que tiene la magia de internet.

Así hay decenas de vídeos, sobre todo en Instagram, en los que personajes de diferentes series se adaptan para estar a la última sobre la situación que estamos pasando. Los encargados de que esto suceda son los actores y actrices de doblaje. No hay que olvidar que también forman parte de la industria audiovisual y que quieren aportar su granito de arena. Gracias a ellos pasamos un rato entretenidos, pero también sirve para que otros tomen conciencia de lo que pasa.

Sea como fuere, lo que es seguro es que la forma de producir y consumir productos audiovisuales cambiará para siempre a partir de ahora.

Contenido Relacionado